sábado, 13 de abril de 2013

Mi Amigo Mac (1988)



 Sinopsis:

La Nasa envía una sonda espacial hacia un extraño planeta donde reside una dicharachera familia de extraterrestres; pero tal es la fortuna que el aparato intergaláctico absorbe la familia marciana y retorna al planeta Tierra con los extraños seres en su interior. De repente al llegar al laboratorio, la máquina que los almacenaba estalla liberando a su suerte estas entrañables criaturas.

En plena persecución entre los alienígenas y la Nasa, Mac, el extraterrestre más joven (aunque parezca más un símil de un octogenario) se separa de sus parientes y ya en solitario se refugia dentro del coche de la familia Cruise. Mac no tardará en ser aceptado por ellos y entabla una especial amistad con el hijo menor de la familia, Eric, que sufre paraplejia y se desplaza en una silla de ruedas.
A partir de esta premisa, se inicia un tira y afloja entre la familia Cruise y la Nasa para realizar la entrega del pequeño alien; pero Mac sólo quiere encontrar a su querida familia o peor aún, encontrar a su familia, jurar la constitución de los Estados Unidos y vivir el sueño americano. No he dicho ninguna barbaridad.


Una de calamares!
Película:

Gracias a los Gremlins (1984) aparecieron los simpáticos Critters (1986) y gracias al éxito de Et: El extraterrestre (1982) se produjo Mi amigo Mac (1988). Y entremedio de estas dos películas se originó nuestra copia patria, Ete y el Oto, que no es más que una aberración de los hermanos Calatrava que sarcásticamente un usuario del Youtube la definió como una “Obra maestra atemporal”. Aparcando esta anécdota, Mi amigo Mac es un descarado clon serie B del film de Spielberg  y su idea principal gira en torno a la amistad que viven nuestro parapléjico protagonista y un extraterrestre extraviado.

Como punto a favor se agradece que no se utilice la minusvalía del protagonista como recurso lacrimógeno perpetuo. Sin embargo no se tuvo tanto detalle en la creación de la alienígena ya que la crítica humilló el diseño del extraterrestre por la profunda aversión que producía al público infantil, que en esencia era el tipo de espectador la cual estaba destinada. En varias opiniones de la web se ha definido al diseño de Mac como un cruce entre niño y abuelo o como Nosferatu con exceso de Votox.



Mi amigo Mac es una de aquellas bromas catalogadas como película de culto por su horripilante realización, su desparpajo y por el uso abusivo de publicidad en todo el metraje. Secuencias como jóvenes realizando una ensayada y espontánea coreografía de cinco minutos de duración en un restaurante Mcdonalds, extraterrestres que sólo beben Coca-cola o qué la pista principal para encontrar la familia de Mac sea un poste anuncio con el logotipo de la empresa de aceites de motor, Valvoline, la delatan bastamente.

Esta película fue una seria competidora en los premios Razzies del 1988 al llevarse dos galardones a Peor director, Stewart Raffill, y a peor nueva estrella, Ronald Macdonald (así fue) y estuvo nominada a peor guión y a peor película pero contra pronóstico este importante premio se lo llevó Cocktail de Tom Cruise.

Las similitudes con su homóloga Et: El extraterrestre son considerables. En la película de Spielberg, el niño Elliot atraía a Et con chocolatinas para realizar el esperado encuentro entre ambos pero en Mi amigo Mac nuestro hábil protagonista intenta llamar la atención del xenomorfo a base de pajitas (!de cañas¡).

Si en la persecución final entre Et y la Nasa se usaba como medio de locomoción unas bicicletas con canasto que volaban a la luz de la luna, en Mi amigo Mac está todo más depurado, ya que la batida se produce mediante una silla de ruedas, aunque en esta ocasión la silla no vuela. No sé porqué me ha venido a la cabeza el personaje Timmy de South Park.



En  diciembre del 2012, esta película volvió a ser recordada (y añorada) cuando el actor Paul Rudd se encontraba en el show de Conan O’Brien promocionando su nueva película. En el instante de poner el tráiler Rudd cambió el vídeo y se emitió una de las escenas de este filme, causando el cachondeo del respestable.

Lo dicho, película mítica donde las haya y que formaría parte de aquella lista personal de cintas nostálgicas que uno esconde de cara al público para no ser linchado; pero que al final uno acaba delatándose al no poder evitar la tentación de realizar el característico (y ridículo) silbido de la criatura protagonista.


uuuuiiiiiuuuuuu
Reparto:



Del reparto no hay mucho que rascar; todos los intérpretes son auténticos desconocidos y muchos sólo rodaron esta película (respetando siempre al inefable Ronald McDonald).
Iniciaremos la ficha técnica con su director Stewart Raffill obsequiado con un razzie a peor director por su labor en este film. Si se puede destacar alguna obra de este realizador sería la película “El Experimento Filadelfia” (1984) basada en la increíble leyenda (o no) sobre la teletransportación intencionada de un buque del ejército americano en la segunda guerra mundial.

Nuestro protagonista principal es el actor Jade Calegory que realmente es minusválido. Es víctima de espina bífida y con tan sólo doce años, que fue la edad con la cuál interpretó su personaje, ya llevaba sufridas 14 operaciones. Aún así cuando le preguntaban por qué se hallaba en una silla de ruedas, en tono jocoso respondía que el motivo era el Vietnam. Después de esta película no volvió a interpretar y actualmente se dedica a la fotografía.
Jade Calegory con unos años más.
La madre de nuestro protagonista es interpretada por Christine Ebersole famosa por ser una gran cantante en Broadway y es vista en películas como Amadeus (1984) y Tootsie (1982).

También aparece la actriz y bailarina Tina Caspary que interpreta a la novia del hermano del protagonista y participa en la “trepidante” huída del extraterrestre. Actúa en la película Una disparatada bruja en la universidad (Teen Witch 1989); una comedia juvenil que según dicen se ha convertido en una película de culto (según dicen). Pero quizás la nota curiosa de esta actriz es que iba a interpretar a la hija de Ed O’Neill en la agradable sitcom “Matrimonio con hijos” pero no pasó del episodio piloto y fue sustituida por la guapa Christina Applegate.




Diseño y efectos especiales:

Eran los 80, aquella gran época donde era imposible abusar de los efectos especiales si no eras George Lucas o disfrutabas de un gran presupuesto (o las dos cosas). El Spectrum no daba para más. Por eso, se las ingeniaban para crear Animatronics (ingeniería mecánica) para crear las criaturas más sorprendentes.

Aunque el film contaba con un bajo presupuesto y el alienígena se mostraba un poco cutre, se contó con un elenco bastante potente en esta materia. Los efectos especiales fueron a cargo del fallecido y pionero Martin J. Becker que participó en el montaje de películas como Star Trek,  Viernes 13 y Pesadilla en Elm Street. También fue el creador del plano congelado con diversos ángulos de cámara que más tarde popularizó Matrix (1999).

También la película contaba con el oscarizado John Dykstra encargado de los efectos visuales y ganador  de dos óscars en el mismo apartado por la película Star Wars: Nueva Esperanza y Spiderman 2. Entre sus logros inventó la cámara Dykstraflex que mejoraría notablemente el arte de mostrar como real una escena con maquetas y montajes fotográficos.



El pequeño Mac fue diseñado por el escultor Bill Forsche que participó en los maquillajes de la película de Bitelchús (1988) y fue miembro del equipo de los efectos especiales en el film Jóvenes ocultos (1987). Pero supongo que aquel día no andaba rebosante de inspiración porqué el alienígena creado por Bill fue masacrado por la crítica ya que no derrochaba ternura sino una acentuada hostilidad. Sinceramente le tengo mucho cariño al film pero reconozco que el extraterrestre por sorpresa puede acarrear espasmos musculares.



Imposible de explicar con tal brigada de profesionales que se colara alguna escena absurda en estas artes. Hablo de aquella secuencia la cuál nuestro protagonista se precipita por un terraplén y en el momento que cae al agua, nuestro alien se incorpora de golpe para observar el panorama. Se percibe como el extraterrestre esta superpuesto al vídeo descaradamente.



Banda sonora:

Sin duda lo mejor del film es la banda sonora del genial Alan Silvestri (Forrest Gump, Depredador) con un toque melódico y de superación personal que se engancha en tu cerebro cuál ácaro al sofá.
A parte de la banda sonora del genial Alan Silvestri, el cantante norteamericano Bobby Caldwell, conocido en su casa por la aburrida canción “What you won’t do for love” (1978) que inexplicablemente consiguió dos discos de platino, escribió e interpretó un tema principal para este entrañable filme.

La canción en cuestión es “Take Me, I’ll Follow you”, una canción muy ochentera y de obligada escucha mientras se contempla el horizonte recordando un amor de verano sin previo pago.


Un anuncio de hora y media:


Realmente la publicidad funciona mejor si la persona no la percibe como publicidad pero esta romántica cita es ignorada plenamente en este film. Ya de por sí su título declina hacia la cadena de restaurantes de comida rápida (Mi amigo Mac).
Los extraterrestres son salvados de la desnutrición gracias a los refrescos Coca cola, se pronuncia la marca dos o tres veces en el film, cuando los extraterrestres entran en el supermercado tiran el estante de esta bebida, sólo se bebe coca cola y para más inri, hay una escena en que el protagonista no ofrece a la criatura Coca cola si no un vaso de agua! Pero como era de prever Mac rechaza esa insípida bebida.


Dándole a la petaca...
Hay varios tipos de publicidad como la publicidad subliminal que es aquella que se emite por debajo de la percepción consciente. Por ejemplo la forma de la botella de Coca-Cola recuerda mucho a la de un cuerpo de mujer y esta silueta inconscientemente puede tener un poder de persuasión para el sector masculino.

Pero Mi Amigo Mac utiliza un recurso publicitario más contundente, el denominado publicidad por emplazamiento, cuya definición más entendible sería “producto expresamente colocado”. Hay que recordar que uno de los intérpretes reconocidos y que se indica en los créditos finales de esta película es el sobrecogedor Ronald Macdonald que aparece interpretándose a sí mismo. Y esto se debe a una ridícula coreografía que se origina dentro de un restaurante Mcdonalds. Para colmo los Razzies le dieron más notoriedad al asunto obsequiando a la mascota principal de Mcdonalds con el galardón a peor nueva estrella en 1988.

La madre de la familia trabaja en un centro comercial llamado Sears, que es como el Corte Inglés americano y aparece su brillante letrero un par de veces. El niño cuando saca la pila del mando del control remoto de su coche teledirigido hay dos o tres planos de la pila para mostrarte para que te enteres que son de la marca Energizer. La mudanza de la familia va a cargo de la empresa United Van Lines...
  
El nombre en las cajitas bien de cara, por favor...
Y como “Mi amigo Mac” es la copia barata de la entrañable Et, el extraterrestre no hay nada mejor que coger esta película como flagrante ejemplo de publicidad por emplazamiento. En la obra de Spielberg los caramelos que va dejando Elliot para atraer a ET son de la marca Reese’s Pieces, muy conocidos en el pueblo Yanqui. ¡Las ventas de este producto se incrementaron un 80 % a raíz de la película! En Mi Amigo Mac comparten caramelos de la marca Skitties y ya ellos se encargan de que el envoltorio del producto este de cara para que leas claramente la marca.


Muchos críticos han bautizado este film como un anuncio de 95 minutos pero hablando fríamente se necesita financiación hasta para ir a la playa y muchos de nosotros trabajamos o acabaremos trabajando para marcas que necesitan publicidad para obtener beneficios. La clave está en la elegancia de cómo se posicione el producto en la película y Mi amigo Mac no la tiene.

También se tendría que haber informado que la película tenía una especie de acuerdo con la Ronald McDonald House Charities que es una organización que se encarga de ayudar y dar cobijo a familias con niños gravemente enfermos y que necesitan desplazarse para ser tratados médicamente. Se hubieran ahorrado un importante porcentaje de crítica atroz.

Curiosidades:

El título original de la película es Mac and Me, inspirado (o copiado) del título de producción de Et: El extraterrestre, que antes de terminarse el film y adjudicarle el título que todos conocemos, se llamaba Et and Me.

Se le ofreció el papel principal femenino a Anjelica Huston (Familia Addams) y a Kim Basinger (Batman) pero por suerte para sus carreras, lo rechazaron.

Si ya de por sí había pocas referencias, hay una escena en que embuten a Mac dentro de un disfraz de oso para ocultarlo de la imagen pública y se aprovecha ese momento para meter una persona reducida dentro del traje. Esa persona era el especialista Bobby Porter, que tuvo el mismo rol en algunas escenas de Et, el extraterrestre.

El nombre de Mac,según la película, proviene de “Misterioso Alien Criatura”.

En la misma famosa escena de la coreografia del Mcdonalds se muestra una Jennifer Aniston muy jovencita y en condición de figurante. No aparece ni en los créditos y en la película debe aparecer en dos fotogramas.


Según internet es ella...


Para los entendidos en danza, en el famoso baile del restaurante participa el artista Dominic Lucero bailarín habitual de Michael Jackson pero murió a los 26 años de cáncer linfático.

También en la misma secuencia aparece una jovencísima Nikki Cox recordada, sobre todo por el sector masculino, de la serie Infelices para siempre. Aquella sitcom que el padre de familia hablaba con un perro en un sofá.




La película costó 13 millones de $ y sólo recaudó 6,5 millones de $.

Uno de los pósters de Mi amigo Mac posee claras referencias  a la carátula de la película de Spielberg.




Al final del film, el extraterrestre Mac hace un globo con un chicle donde se puede leer un “We’ll be back” (volveré) pero dados los palos que recibió la cinta nunca volvió…

8 comentarios:

Bad Boy dijo...

Esta nunca la vi, me daba mal rollo el bicho XD

soytutioargail dijo...

Jajaja...aquí en Barcelona tenemos al hijo de Mac convertido a político, un tal Felip Puig. Supongo que fue un hijo no deseado ;). Un saludo!

Anónimo dijo...

hermosa pelicula milenaria

soytutioargail dijo...

Así es, es un buen sucedáneo de Et y es entretenida. Que vaya bien!

leonardo ortega dijo...

muy linda pelicula, trae excelentes recuerdos de cuando eramos niños

soytutioargail dijo...

Así es, ochentera 100 x 100. Un saludo

Oscar González dijo...

Una grata sorpresa tu blog :)

Viendo que la entrada tiene unos años, añadir un par de cosas. Hace poco han hecho también una critica de esta película en "Fallo de Sistema" de Radio 3.

E imperdonable que no se haya hecho referencia a la frase mas famosa de la película.

https://www.youtube.com/watch?v=pwEvEY-7p9o

!Las Pajas! !Eso es!.

Edu Wallace dijo...

Jajaja qué tal Óscar,

No tengo ningún perdón. "Las pajas, eso es" me parece un recurso factible para devolver a los extraterrestres a su planeta. Fantástico.

No he escuchado la crítica de Fallo de sistema aunque creo que he encontrado el enlace. Voy a ello. Gracias por pasarte por aquí y un abrazo. Y no olvides de hacer el silbidito galáctico de nuestro Amigo Mac.