miércoles, 25 de junio de 2014

Mi chica (1991)


Sinopsis:

Vada (Anna Chlumsky) es una niña de 11 años que vive con su padre, Harry, (Dan Aykroyd), propietario de una funeraria situada dentro de su propia casa. La madre de Vada falleció en el parto y la niña se culpa de ello. Vada es diferente a otros niños y le cuesta encontrar amigos gracias a su exagerada hipocondría ante la enfermedad y a su convivencia diaria entre cadáveres y muerte.  

De pronto aparece Shelly (Jamie Lee Curtis) que solicita el empleo de maquilladora de muertos y no tardará en enamorarse del padre de Vada. Esta relación despertará el odio de la niña que intentará separarlos. Sin embargo, Vada encuentra un gran apoyo en su único y mejor amigo, Thomas (Macaulay Culkin), un niño con gafas de culo de botella y alérgico a todo.


La inocencia y la confianza que nace entre Vada y Thomas, finalizará en un primer beso que sellará aún más su amistad; pero una nueva tragedia originará en Vada una madurez que le llevará a ver la muerte como un paso más y un nuevo comienzo.

Película (spoileo a lo bestia):


En nuestra vida amorosa, hemos vivido muchas situaciones que perdurarán talladas en nuestra corteza cerebral hasta tiempos inmemoriales, desgraciadamente tanto para bien como para mal. No creo que haya persona en la faz de la tierra que no recuerde aquel baboso primer beso o aquel primer gatillazo acompañado del humillante “no pasa nada” o aquel verano en el que te inventabas una novia del pueblo con el objetivo de esconder otro estrepitoso fracaso. La película Mi Chica sintetiza todos estos elementos de nuestra enamoradiza infancia (quitando el gatillazo) dándonos un viaje hacia el pasado y regalándonos uno de los besos más inocentes y hermosos del cine. Tan marcada quedó esta escena que en gran parte de Sudamérica la película se tituló “Mi primer beso”.

Mi Chica (sinónimo de Mi Jaca en algunos pueblos de la península) es una película lacrimógena y un clásico inmortal de los 90 que se permite un crossover entre la comedia romántica, el humor negro y el dramón. Con estos elementos sobre la mesa me atrevería a aventurar que no es una película destinada a un público infantil, por mucho que la historia trate de dos agradables niños en edad escolar. Sin embargo sí puede ser muy pedagógica ya que se argumentan temas espinosos con inteligencia como pueden ser la muerte, la enfermedad, superar el vivir sin una figura materna, primera menstruación y la pérdida de tu mejor amigo. Es más, la película pasó de ser para mayores de 13 años a menores de 13 años con supervisión de un padre en un breve período de tiempo. En definitiva Mi Chica es un poco cruel pero con encanto.


Así eran los 90, films directos, sin artificio y tocando la patata facilitando la salida del lagrimote. Y doy fe de este axioma porque muchos espectadores de aquella generación quedaron traumados al ver como esos niños forjaban una irrompible y poderosa amistad para a posteriori ser cercenada bruscamente. Más o menos como sucede en la serie Juego de Tronos donde encariñarse con cualquier personaje, es realmente un tremendo error.

Mi Chica no deja de ser un drama familiar pero un drama de 15 millones de dólares de presupuesto que se saldó con unos 65 millones totales en taquilla gracias al tirón de Culkin que arrastraba el éxito de la mítica Solo en casa (1990). A Mi Chica le fue bien. No puedo dejar de preguntarme cómo un film de estas características puede costar 15 millones en comparación a otras películas de apariencia más elaborada como Rocky, presupuestada en un millón o por ejemplo, Mad Max, con un saldo de sólo 200.000 dólares. Supongo que el confeccionar las abejas que pican a nuestro entrañable Culkin mediante un potente Spectrum, fue el detonante de tal pingüe presupuesto.


Sin duda, la interpretación de Anna Chlumsky es la clave del film que nos llega a teletransportar a una época que no volverá, y nos hará reír con su hipocondría desmesurada. Curiosa es aquella escena en la que Vada al ver un cadáver de cáncer de próstata, intenta convencer a su médico de cabecera que ella también padece dicha enfermedad. También el film posee simpáticos “puntazos” como cuando explican que consiguieron sintonizar una emisora de Oklahoma a través de los dientes de su tío porqué le habían injertado una placa de metal en su cabeza o cuando Vada echa a patadas al personaje de Culkin porque le ha venido la regla y lo ve injusto (preguntad a vuestro sector femenino), o cuando la abuela, ya senil, arranca a cantar en mitad de velatorios ajenos. La película se compone de unos diálogos bien construidos y con ingenio; y hace posible que de una historia aparentemente ñoña, se convierta en uno de los grandes clásicos de nuestra infancia y lo más importante, en uno de los mayores hitos cinematográficos que nos pudiera dar un videoclub.


Ficha técnica:

Anna Chlumsky, desapareció del mapa y ha participado esporádicamente en series de TV (Rockeller plaza, Ley y Orden, Hannibal…) y es que a raíz de la saga Mi Chica, se vio el percal y vaticinó que del éxito al fracaso había un paso. Culkin este paso no lo vio venir. Como curiosidad Chlumsky estuvo a punto de participar en Parque Jurásico pero se quedo a las puertas de la isla y se dedicó a aparecer en diversas bazofias hasta que a los 17 años se retiró para seguir con sus estudios. Bien hecho.


También ahí están Dan Aykroyd, y la heroína de Mentiras Arriesgadas, Jamie Lee Curtis que dado el éxito de la primera Mi Chica también participaron en la secuela (Mi Chica 2, 1994) pero anteriormente estos dos actores ya coincidieron en la divertida Entre pillos anda el juego (1983). Caso idéntico sucedió con Anna Chlumsky y Macaulay Culkin que coincidieron en la familiar Solos con nuestro tío (1989) pero esta vez Chlumsky sólo hacía de relleno como alumna de un colegio, mientras Culkin ya estaba en la cresta de la ola para posteriormente caer de narices en un montículo de sospechoso polvo blanco.


Mi Chica 1 & 2 fueron las últimas películas de su director, Howard Zieff, que murió en 2009 por complicaciones de Parkinson. A reseñar aparece en el papel de tío de la niña, un tal Richard Masur, que lo recuerdo de It (1990), que fue aquel personaje que, si no erro con alevosía, era el gracioso del grupo y también aparece un tal Griffin Dunne en el papel de profesor de Vada, que lo hemos visto en Un hombre lobo americano en Londres (1981).


La banda sonora está orquestada por el compositor James Newton Howard conocido por ser el creador de las melodías que acompañan las películas de Shyamalan, entre otras; y realizó para Mi Chica un tema central muy de “familia feliz” y bastante pegadizo. Y como curiosidad para que veáis como impactó el film tanto en el público estándar como en los tíos duros, el grupo de heavy metal Anthrax, en su álbum “Sound of White noise” incluyó para finalizar el CD un diálogo del film donde el profesor de Vada, aconseja a su clase que sean peligrosos e impredecibles y sobretodo que hagan ruido.



Cómo colar política en un drama infantil:

Me resulta regocijante captar los detalles políticos que a priori no son concluyentes ni pintan una boñiga en el film pero sí que intentan de una manera u otra influir al espectador sobre que corriente ideológica es la más correcta a la par también que se vocifera para que lado “carga” el director. Ahí van unos ejemplos.

En los primeros minutos cuando nuestros inocentes niños corren en bicicleta por un callejón, vemos el primer detalle electoral. En el subliminal cartel aparecen Nixon contra Agnew; los dos republicanos y que se jugaban la presidencia del partido en el 1972, pero donde llega el redoble de tambor es en los minutos finales. La protagonista de 11 años cita en voz en off que las cosas ya le van un poco mejor porque ella y su amiga Judi se sientan en el mismo pupitre y porque en el partido republicano se acaba de reelegir al señor Nixon como presidente. En resumen, que se muere tu mejor amigo, un niño de 11 años con toda la vida por delante por una picadura de abejas asesinas y que le han producido un ataque anafiláctico con un cuadro clínico de fatiga para respirar, vómitos, calambres abdominales, arritmias, colapsos circulatorios y edema pulmonar; pero no pasa nada porque la reelección del señor Nixon palia todo ese sufrimiento en la niña. Con dos huevos. Redoble de tambor y platillo.



Sin duda, mis palabras son una divertida exageración ya que la muerte del pequeño Thomas es unos de los puntos duros, bien llevados y emblemáticos del film, y tampoco hemos de estigmatizar a la niña de por vida por la muerte del agradable Thomas. A parte para mitigar nuestro dolor recuerdo leer que la actriz afirmaba que no había visto a Macaulay Culkin en 20 años. Y aunque Culkin y Nixon tienen similitudes (los dos acabaron defenestrados en sus carreras profesionales), yo también simpatizaría antes con Nixon que con Culkin y a éste lo sacaría rápido de mi vida.


Ojo la chapilla
Aparcando el cachondeo y el sinsentido del párrafo anterior, también hay una secuencia en la que el personaje de Vada le dice a Thomas, a modo de insulto, que es un pacifista. Éste se cabrea como una mona y le responde enfadado que no es cierto que él sea pacifista. Otro elemento político conservador respecto al rollo de Vietnam.
El amigo lector se dirá, amigo Argail, esto es una casualidad, exageras tío, deja el peyote…pero no… he hecho los deberes y en Mi Chica 2 vuelven a aparecer connotaciones políticas y con más virulencia.


Mi Jaca 2
Un ejemplo breve. En esta secuela el niño del Último del Gran Héroe (sí, es él) le llega a decir a un policía que es un monitor de Hitler por ser republicano y éste le responde que se vaya a vivir a una comuna hippie. A lo que muy sutil el policía nos ilustra que tarde o temprano hay que sacar la basura (en referencia a los hippies) y que no podemos estar ayudando a nuestros semejantes toda la vida porque ese concepto no pertenece al mundo real. Al levantarse el policía, advierte a la chica, a Vada, que vigile con quién se relaciona como dando a entender que el niño del Último gran héroe es la peste por tener inclinaciones demócratas y/o/u socialistas. Fantástico.



Curiosidades:

Los actores protagonistas ganaron el galardón a “mejor beso” en aquellos extraños premios que celebra la MTV (MTV Movie Award) en 1992. También Anna Chlumsky ganó el premio a mejor joven promesa en los también anómalos premios Young artists awards del 1993.

En una escena se observa a Dan Aykroyd como le deja un osito de peluche a su hija en la almohada. A continuación, el peluche ha huido por la ventana y no aparece en pantalla.



La película se iba a llamar “born jaundiced”, que si no fallo estrepitosamente, su traducción sería “nacido ictérico” y se refiere al color amarillento de la piel que padece el bebé al nacer a causa de la inmadurez del hígado. Al tener este horrible título se preguntó al equipo técnico que dijeran un título para la película bajo un premio de 500 dólares. Al final el título que conocemos se lo adjudicó el productor de la película Brian Grazer. O sea que se pagó a sí mismo (ja!).

La British Board of film classification que se encarga de clasificar las pelis en el Reino Unido, insistió en que Mi Chica llevara una advertencia para los niños; ya que hay una escena en que nuestros protagonistas realizan un pacto de sangre. Este aviso se originó por el miedo que había en aquella época sobre el contagio del VIH (SIDA para los amigos).



Cuando los dos niños huyen de la colmena, hablan en la escena pero sus bocas no se mueven. Supongo que al estar corriendo no quisieron agotar a los chavales y se decidió acoplar sus voces en post producción.

Hay un videojuego casero y online dedicado a Mi Chica donde el objetivo es manejar al personaje de Culkin y evitar que sea picado por unos antófilos (abejas según Wikipedia). La salud del personaje en el juego se mide a través de un anillo del humor que dependiendo del color necesitarás un antihistamínico o no.





Dan Aykroyd, se quedó insatisfecho con Mi Chica 2, y quiso dirigir una tercera parte pero fue consciente de que el pequeño reducto que la iría a ver sería bastante insignificante. Aykroyd espera que Cazafantasmas 3 le dé pasta para poder filmar una tercera parte de Mi Chica, sin peligro alguno. Según cuenta todos estarían interesados en volver, hasta la niña no tan niña, Anna Chlumsky, sin embargo hay un vídeo que circula por Youtube donde la actriz niega su reaparición. También ese mismo artículo cuenta que Culkin estaría interesado en volver pero este rumor no tiene muchas luces ya que en el primer film fallece y la única forma de aparecer sería en Cazafantasmas 3 a modo de ectoplasma.


Un abrazo, compis.


Mi Chica (intro) por soytutioargail

15 comentarios:

Niní Frances dijo...

Dejando a parte otro tipo de críticas, he de decir que la vi en la adolescencia.... ¡y me encantó!

Edu Wallace dijo...

Hola Niní, a mi también me encantó y no ha envejecido nada aunque hayan pasado más de 20 años. Un clásico veraniego de los de antes que debía ser recordado. Un saludo y gracias por el comment.

Charly Hell dijo...

Arfgs, esto se ha cortado cuando le he dado a "Publicar" ¬¬ y no se si habrá llegado. Decía que nunca me han gustado los pastelones sentimentales, y si no la vi en su momento, no creo que lo haga ahora. Lo mejor, las anécdotas que cuentas, y si se hubiera llamado Bebé Ictérico si que me hubiera interesado aunque luego me hubiera llevado un chasco, jejeje.

Saludos (y si se ha publicado el anterior comentario, puedes borrar este tranquilamente)

joe fingers dijo...

¡Muy buenas SoytutioArgail! La verdad es que llevo leyendote bastante tiempo gracias a la recomendación de mi amigo Ryo (Voz En Off 7) y hasta ahora no me había animado a escribirte. Lo primero felicitarte por este GRAN blog sobre las pelis que nos han marcado conforme hemos ido creciendo, sin duda haces siempre un buen análisis de cada una de ellas y agrada, como no, recordar mejores tiempos.

Sin más me gustaría que te pasases por mi blog ( todalamusicadenuestrasvidas.blogspot.com.es ) que trata sobre música de nuestra infancia, clásicos de los 70s, 80s, 90s, estas invitado :) UN SALUDO y Felicidades por tu blog!!

Edu Wallace dijo...

Jaja... realmente bebé ictérico hubiera sido un título más molón; porque no sabes que quiere decir y piensas que la peli va de un bebé cyborg o algo así. Yo antes era más pasteloso (sin dejar de ver Depredador, of course) gracias a las hormonas que te juegan malas pasadas pero ahora me he vuelto más seco que la mojama y a veces necesito recordar pelis de este tipo para saber que aún tengo sentimientos XD.
A otro amiguete también se le ha cortado, esta semana blogger va como el ojete, yo he tenido problemas para ver los blogs que sigo; el caso es tocar los eggs como viene haciendo últimamente google. Un saludo Charly y gracias por comentario duplicado (el otro no ha llegado).

Edu Wallace dijo...

Que tal Joe Fingers, me alegra que te pases por aquí de vez en cuando y que el amigo Ryo haga de pregonero. Un gran amiguete sacado de la blogosfera. Pasaré por tu blog, no lo dudes. Todo ese rollo nostálgico me tira mucho. Un saludo y felicidades por tu blog! Te enlazare por aquí y así vamos ensanchando esta comunidad de frikis XD

Edu Wallace dijo...

Blogger lleva una semana tocando las pelotas por diversas razones y los comentarios no me llegan porque se ve que hay que darle a "acceder" en la barra superior de blogger que aparece a principio de pantalla sino no detecta el usuario. Espero que lo arreglen pronto porque es de agradecer que se pase alguien por aquí y que encima deje un comentario para que los mierdas de blogger toquen los huevos. Perdonad y fin de la cita.

Ryo Hazuki dijo...

Buenas Edu Wallace!!! y como siempre una genial reseña sobre este clásico ^_^.
Hace muchos años que no he visto Mi Chica, pero la recuerdo bien, la última vez creo que fue en el Canal Hollywood. Una cosa que me ha llamado mucho la atención de tu reseña es los cliches en el cine sobre los partidos políticos en USA, de pequeño uno no se da cuenta de estas cosas, pero ya de adulto cantan un montón xD.
Molaría bastante jugar al juego en el que las abejas intentan picar al Culkin tiene su gracia jajajaja xD. En los 90 era frecuente ver este gran tipo de pelis que normalmente nos dan unas lecciones bastante buenas, de este estilo te recomiendo si no la has visto "Un Verano en Lousiana" (1991), película con temática parecida a esta también más adulta de lo que aparenta y que trata también bastante bien este tipo de temas, es una peli que me gusto también bastante y he visto varias veces.
Un abrazo Edu Wallace y espero que Blogger esta vez deje que veas este comentario, :D

Edu Wallace dijo...

Eiii Ryo, pues me apunto la de "Un verano en Lousiana", a ver si le puedo sacar partido. Es cierto de pequeño es imposible, es más, deberían pasar desapercibidas cualquier referencia política porque sino es que uno tiene un problema de infancia grave. También pasa con las marcas, ahora cuando veo primeros planos de marca comercial, aparte de darme cuenta, me parto y antes me daba absolutamente lo mismo, ni me fijaba.
Hace mucho que no veo Mi Chica por TV y la que tenía más números para emitirla era la Sexta 3 que como todos sabemos "is dissapiar" pero bueno, sobreviviremos XD. Un abrazo Ryo, esta vez sí que lo he recibido aunque he tenido que configurar los comentarios a modo de "ventana emergente" porque no le veo solución. Hasta pronto!!

miquel zueras dijo...

Una típica película de la era Reagan: reivindicación del Vietnam y el miedo al sida. Hay que reconocer que esta película supera la media de este tipo de producciones. Creo que la carrera de macaulay se tambaleó con "The Good Son", el público no estaba preparado para verlo en ese papel. Da miedo en esa foto, parece un cadáver ambulante.
Saludos. Borgo.

Edu Wallace dijo...

Asi es, mientras en la era Carter todo fue un estallido de pesimismo sobre lo malo que fue el Vietnam (Taxi Driver); Reagan borró de un plumazo todo aquel descontento homenajeando a los combatientes y alabando pelis como Rambo. Tendría que habar alabado Mi Chica en alguno de sus discursos ;), la gente se hubiera quedado de piedra.
El Buen Hijo es muy buena peli; quizás después de ésta ya se fue alejando del cine hasta llegar a la adolescencia y que se le empezara a ir la olla. Ya se sabe, hacerse mayor no es bueno. Un saludo Borgo, un placer tenerte por aquí.

Rodi dijo...

Un pequeño clásico de nuestra infancia, aunque yo era más de "Los Goonies", "Jóvenes ocultos", "Exploradores" o "Regreso al futuro", pero he de reconocer que "Mi chica" tenía su encanto, principalmente por ese giro de eliminar a uno de los personajes principales (un niño nada menos) y mostrar el lado menos bonito de la infancia, es decir, habla sobre el paso a la madurez con dureza y realismo.

Ahora Anna Chlumsky (que ha crecido de maravilla) se la puede ver en la serie "Veep", donde demuestra que el talento mostrado en "Mi chica" no fue fruto del azar.

¿La segunda parte merece la pena?

Pd: Como siempre buena reseña.

Saludos.

Edu Wallace dijo...

Hola Rodi, la verdad que de las pelis que mencionas Mi Chica es la escondida si las comparamos. Se podría decir que la ubicaban en la última estantería del videoclub XD. Eliminar al personaje de Culkin fue un giro arriesgado y bien llevado y creo que necesario para tocar la patata del espectador.
El futuro de Chlumsky no camina acorde a las series que veo pero de pequeñita ya se le veían dotes de interpretación y no me extraña que ahora lo siga haciendo igual de bien.
Yo creo que sí merece la pena la segunda parte, aunque sea un trabajo menor que la primera, es agradable y muy rollo peli familiar de mediodía. A mí me relaja bastante. Un saludo Rodi y gracias maestro.

Adolfo dijo...

No la he visto. No he podido. No soy muy de cine romántico. Todavía no le he perdonado a Clint que se enamorase en Los puentes de Madison. Clint, viejo, dónde has dejado a Clyde que era tu verdadero amor (me encantaban esas películas con el orangután. Cine de verdad).
Un saludo

Edu Wallace dijo...

Jajaja...perdona a Clint, es muy viejo y lo único que quiere es no morir sólo. Yo perdoné a Tom Hanks con Meg Ryan cuando su amor platónico siempre fue su sabueso Hooch, su dogo de Burdeos en aquella Socios y Sabuesos. Aquellos sí que eran besos con lengua.
El cine romántico no es uno de mis géneros predilectos aunque soy de lágrima fácil en escenas y películas que no quieren expresar tal emoción. Es raro. Pero si no son muy empalagosas tolero el romanticismo muy bien, por ejemplo el Diario de Noa y si se me permite Moulin Rouge me parecen muy "poteibols". Un abrazo Adolfo!!