sábado, 7 de septiembre de 2013

El capítulo de tu vida: "Home" de Expediente X.

El paso del tiempo ha demostrado que nuestra mente es capaz de retener momentos y/o capítulos emblemáticos aunque hayan pasado lustros después de haber finalizado la serie. Quién no recuerda aquellas escenas legendarias como el mítico parto del lagarto en la serie V, o la “sublime” aparición de Ana Obregón en un capítulo del Equipo A. Cualquier secuencia de este calibre vale la pena recordarlo y como es gratis, empiezo sección…

El capítulo del cual me enrollaré "like a persiana" pertenece a la serie de culto Expediente X, que fue creada por Chris Carter y empezó a emitirse por el año 1993. En Spain, se emitió por Telecinco en el año 1994, sufriendo inverosímiles cambios de horario (la recuerdo los domingos después del Telecupón).
Para más casualidad este año 2013 Expediente X cumple 20 años (yeah). Sin embargo no puedo esconder que su emisión me cogió bastante joven y no le presté la atención que se merecía, ya que mis hormonas iban dirigidas hacia otros menesteres, casi igualando la adicción sexual que padeció el actor que encarnaba a Fox Mulder.



No obstante, visioné gran parte de la serie y recuerdo como si fuera ayer un capítulo que me dejó bastante mal, provocándome la herencia de una sensación horrible que perdura en mí hasta el día de hoy. Ese episodio fue el segundo de la cuarta temporada y se tituló “Home” emitido por la Fox el 11 de octubre del 1996.

Cabe indicar que Expediente X se dividía en dos tipos de capítulos: Episodios llamados MythArc, cuyas historias seguían la trama principal (el fumador, sustancia negra, etc) y los episodios “Monsters of the Week”, que son aquellas tramas que terminan al finalizar el capítulo y no tienen vínculo ninguno con la historia principal. Estos capítulos constituían dos tercios de cada temporada y “Home” forma parte de esta categoría.

Los hermanos "Peacock", protagonistas de "Home".
Sinopsis:

En la ciudad de Home, Pensilvania; una mujer da a luz a un niño deforme con la ayuda de tres hermanos también desfigurados. Nada más salir el niño de las entrañas de la mujer, los hermanos entierran vivo al bebé cerca de su propiedad matándolo en el acto.

Más tarde, unos jóvenes que juegan al béisbol por la zona desentierran accidentalmente el cadáver donde rápidamente se asignará el caso a los agentes Mulder y Scully. Al examinar el bebé comprueban que las deformidades físicas son similares a las de los tres hermanos; y con la ayuda del Sheriff del condado y su ayudante, se emitirá una orden de arresto contra la familia, ya que se sospecha que podrían tener una mujer retenida en contra de su voluntad.


Al "pitcher" se le fue la mano.
Previamente el Sheriff del condado explica a los agentes que los tres hermanos son la familia Peacock, y que sus padres tuvieron un accidente de coche donde murió el padre y la madre quedó malherida. Al ser una familia rural y apartada de la civilización, no quisieron que se atendiera a la madre y los tres hermanos se la llevaron a casa donde supuestamente falleció.
Los hermanos Peacock, alertados por la orden de arresto, se desplazan hasta la casa del Sheriff y lo asesinan brutalmente junto a su esposa.

Mulder, Scully y el ayudante del Sheriff realizan una ofensiva a la casa de los Peacock donde el ayudante es decapitado gracias a una serie de trampas que han construido los hermanos dentro de su propiedad. Mulder y Scully consiguen entrar en la casa y descubren lo horrible… encuentran a la madre Peacock viva y tullida. Este suceso explicaría las deformidades del bebé, dado que los tres hijos tenían una relación consentida con la madre para poder ampliar la familia. De repente, entran los hermanos en la casa y dos de ellos caen por los disparos de los agentes del FBI pero Mulder y Scully se dan cuenta que uno de los hermanos y la madre han huido para seguir con su cometido… formar una nueva familia.




Opinión personal e intransferible:

Según cuentan fue el único capítulo de las nueve temporadas que fue calificado para mayores de 18 años, tanto por su contenido violento como por sus claras referencias al incesto o a la endogamia. Lo que da entender que mi reacción de malestar a esa edad no fue desproporcionada. Cabe mencionar que no aparecen escenas explícitas pero sí que transmiten con claridad el incesto. Por ejemplo, en una de las secuencias la madre pide a sus hijos que se den una vuelta en pelota picada para su posterior valoración y después les ordena que espabilen que hay que ampliar la familia Peacock. Sin duda entre sus elementos más polémicos se hallan el entierro de un bebé, la insinuación del incesto y un asesinato a palos de un humilde matrimonio.

Cuando el guión llegó a manos del productor del episodio, un tal Joseph Patrick Finn, pensó que los guionistas habían fumado demasiado peyote y al mismísimo creador de la serie, Chris Carter, se le aconsejó de no volver a sobrepasar los límites por el bien de la serie. Ya hubo problemas de inicio con el capítulo ya que como hemos comentado la familia “Peacock” entierra vivo a un bebé nada más nacer. Los directivos intentaron paliar la crudeza de la secuencia y silenciaron los lloros del bebé nada más ser enterrado, ya que en la versión inicial los gemidos del nacido se escuchaban desde bajo tierra. Horrible.


Me ha entrado hambre.
Es más, en la versión en DVD se puede escoger si quieres la escena con llanto o sin llanto (ja).
Por esta razón, dada la dureza de la historia para una serie “comercial” y dados los tiempos un poco inocentes en los que vivíamos (nuestro foco de perversión o sea el internet estaba aún en pañales); se emitió el capítulo sólo una vez por antena. La conservadora Fox tardó bastante tiempo en realizar una redifusión de ese mismo episodio.
El director del capítulo Kim Manners comentó que para él había sido el mejor capítulo de Expediente X; un hecho bastante lógico ya que lo filmó él. Al que David Duchovny también respondió que le había gustado mucho pero la historia en sí no le había dado terror sino la idea de que el humano viva con el instinto natural de la procreación. Entendemos a Duchovny lo duro que hubiera sido para él, el hecho de tener sexo exclusivamente para procrear.



Por último, el capítulo cuenta con un elemento que da auténtico escalofrío y que ha perdurado en mi eternamente; y no es más que una pegadiza canción llamada “Wonderful, Wonderful” que suena cada vez que la familia Peacock conduce su coche. Esta melodía suena mientras asesinan "a lo bestia" al Sheriff y a su mujer, lo que hace la situación aún más hilarante. Este hit está compuesto por el cantante Johnny Mathis que al leer de que iba el capítulo prohibió tajantemente que se utilizara su sintonía. Por este motivo, se contrató a un cantante de voz similar al original, un tal Kenny James, donde canta esta canción que es tan agradable como atroz.



La inspiración del capítulo:

La familia Peacock  se inspiró en un documental llamado Brother’s Keeper (Hermano guardián). La historia trataba sobre una familia rural de cuatro hermanos analfabetos que vivían aislados de la civilización y de las leyes. Habitaban en una especie de cabaña semiderruida y esporádicamente bajaba uno de ellos a la ciudad, en tractor. Uno de los hermanos, William Ward, llevaba agonizando unos años por enfermedad hasta que falleció supuestamente por asfixia. Según la policía, había sido asesinado por otro de los hermanos, Delbert Ward y las autoridades rápidamente forzaron a este pobre hombre a firmar una declaración de homicidio sin saber leer ni escribir. Esto levantó ampollas entre los vecinos de aquel condado y fue tal su repercusión que el hermano fue puesto en libertad. Se cuenta que Delbert pudo matar a su hermano por compasión, para no verlo sufrir por la enfermedad o por una relación sexual entre hermanos (con estrangulamiento incluído) que se les fue de las manos, ya que hallaron semen donde no tocaba. Muy a lo David Carradine.


Familia Ward, fuente de inspiración de la familia Peacock
Una segunda influencia sobre el episodio es un libro de éxito llamado The book Dark Nature: A Natural History of Evil de un tal Lyall Watson, que atribuye la maldad humana en la biologia de cada individuo. En el primer capítulo del libro relaciona el comportamiento del reino animal con la conducta del ser humano. Esta supuesta influencia del libro se refiere a un momento del episodio cuando el ayudante del Sheriff es asesinado a causa de una trampa preparada dentro de la casa de los Peacock.  Uno de los hermanos (el dominante) empieza a realizar aspavientos para que el resto de los hermanos sepa que el ayudante está muerto y que ya se pueden acercar sin peligro. Todo este suceso es explicado por Mulder y da entender que la familia Peacock se rige por la ley de la naturaleza; y que los agentes del FBI son el intruso que entran en la guarida de los Peacock para arrebatar la única posibilidad de reproducción que tienen.



Esta es la mejor… La impactante escena final del capítulo que es aquella en la que Mulder y Scully encuentran a la madre de los Peacock atada a una madera con ruedas, está inspirada en un suceso autobiográfico del famoso actor Charles Chaplin. Este acto marcó profundamente a uno de los guionistas del capítulo, Glen Morgan. Cuenta la biografía del actor que encarnaba al popular Charlot que mientras aprendía el oficio en la British Musical Centre, tuvo que alojarse en casa de una desconocida familia. Un día esta familia decidió presentar su hijo a Chaplin que habitaba en un piso superior. Se ve que el hijo de la familia no tenía brazos ni piernas y estaba atado a una tabla debajo de una mesa. Cuando sacaron el hijo al exterior, todos se pusieron a bailar y a cantar a su alrededor y al finalizar la fiesta volvieron a colocar al hijo de la familia debajo de la mesa. Charles Chaplin quedó horrorizado y yo también al leer esto.



Filmografia:

El episodio fue escrito por Glen Morgan y James Wong que volvían a Expediente X después de dejarlo en la segunda temporada para crear en ese tiempo la desconocida serie sobre un grupo de marines en el espacio, Space: Above and Beyond (1995). La serie iba para cinco temporadas y solo duró una pero en el 2005 se lanzó al mercado el DVD y fue todo un un éxito. Suele pasar.

Estos dos amigos son los artífices de la entretenida Destino Final (2000) y de la película El Único (2001) del gran Jet Li. Sin embargo el hábil Glen Morgan rompió la “dupla” y dejó solo a su “compi”, James Wong, para que dirigiera aquello... sí...aquello... Dragon Ball Evolution (2009) y así propiciar que el linchamiento recayera merecidamente sólo sobre el asiático.


Wong, avísame cuando hagas Dragon Ball que tengo que ir a comprar tabaco.
El capítulo fue dirigido por el fallecido Kim Manners (1951-2009) y fue un director que trabajó exclusivamente para series como Sobrenatural (2005), Star Trek (1987) o Mission Impossible (1988).
El sheriff es interpretado por un desconocido actor llamado Tucker Smallwood y ha participado en películas como Deep Impact (1998), Contact (1997) y en la serie Star Trek: Voyager y Star Trek: Enterprise.
Su ayudante en el capítulo es el actor Sebastian Spencer y fue protagonista de la serie de ciencia ficción “El Elegido” (First Wave,1998), producida por Francis Ford Coppola y que en Spain se emitió por las autonómicas.




La madre Peacock es interpretada por Karin Konoval y tiene todas sus extremidades enteras. Aparece en películas como 2012 (2009) o El origen del planeta de los simios (2011) encarnando a la simia Maurice.



Tanto para las prótesis y deformidades de la familia Peacock como para el muñeco del bebé contaron con un maquillador, que actualmente está en auge, llamado Toby Lindala, que fue nominado a los premios Emmys (igualito que los premios TP) por el maquillaje de otro capítulo de la serie llamado “Leonard Betts” que se basaba en un hombre que se regeneraba a sí mismo por medio de unas células cancerosas.
Toby Lindala ha participado en los maquillajes de series como House, Sobrenatural o Érase una vez y en películas de debatida calidad como las Crónicas de Riddick o Destino final 5.


Capítulo "Leonard Betts"
Los hermanos Peacock fueron encarnados por Chris Nelson Norris (Edmond Peacock), Adrian Hughes (Sherman Peacock) y John Troittier (George Peacock) que los conocen en su casa. Pero uno de ellos, Adrian Hughes que aparecía en X-Men Origins: Lobezno, sí que lo conocían en casa de alguien (y en la cama también) ya que mantuvo una relación con Gillian Anderson (Scully) pero rompieron por el insignificante detalle de que él fue acusado por abusos sexuales y violación. Se veía que no era un buen partido.

Sólo Lobezno puede detener a Adrian Hughes.
Curiosidades:

Hay un detalle que me estremece y que se sitúa en la escena inicial del parto de la madre Peacock. En medio del asunto, uno de los hermanos entrega al otro un tenedor como para facilitar la salida de bebé (¿).

Las enfermedades que cita Scully para definir las posibles causas del fallecimiento del feto, como el síndrome del Neu Laxova o síndrome de Meckel-Gruber, son malformaciones reales de tipo genético. Son bastante desagradables por si el ávido lector va directo a “Google Imágenes”.

El coche de los Peacock es un Cadillac descapotable del 1958. La empresa Cadillac mandó un comunicado tras el episodio donde agradecían que se utilizara un coche de su marca.

La madre Peacock está en el maletero.
Mulder y Scully liberan unos cerdos para distraer a los hermanos Peacock y hacen mención de la película Babe, el cerdito valiente. En la versión original Scully para empujar a los cerdos espeta "Naah-ram-ewe” cuando la expresión bien pronunciada es "Baah-ram-ewe”.  Variaron la primera consonante para no verse obligados a pagar derechos de autor.



Cuando el Sheriff presenta a su ayudante a los agentes del FBI le dice que llama Brad y Mulder, muy cachondo, le pregunta ¿Pitt?. Todo esta broma se debe porque en la versión original el ayudante se llama Barney y Mulder le espeta ¿Fife? Y Barney Fife era un personaje de ficción de una serie norteamericana llamada “The Andy Griffith Show” del año de la kika.

El actor Tucker Smallwood que interpreta al Sheriff, era novato en Expediente X y cuando leyó el guión preguntó si todos los capítulos eran así de violentos. Un miembro del reparto le respondió que no, pero que ese capítulo en concreto era horrible hasta para ellos.
A parte de pasarlo mal por la historia del episodio, el actor Tucker Smallwood tuvo que estar encima de un charco de sangre falsa durante hora y media.

Gillian Anderson (Scully) mantuvo una relación con uno de los actores que interpretaba a uno de los hermanos Peacock. (Detalles en filmografía).


No le conoció por "Meetic"
Error: Cuando Scully habla con la señora Peacock, la madre le comenta que no siente dolor a raíz de la mutación generada por la endogamia; pero nada más empezar el episodio se escucha gritar a la madre en el momento del parto.

Expediente X realiza muchas referencias al número 42 en alusión y homenaje al libro Guía del Viajero Intergaláctico de un tal Douglas Adams. Este ejemplar trata sobre un superordenador que tiene la tarea de descubrir el sentido de la vida y del universo. La solución a tal pregunta era el nº 42 (?). Para más inri, ha dado la casualidad que este capítulo es el 4x02 y hay una escena que sigue la incógnita de este número…



Hay una escena eliminada del capítulo que se sitúa en la secuencia en que Mulder y Scully tienen que realizar el examen del bebé muerto en un cuarto estrechísimo por las instalaciones humildes de la comisaría. Cuando entran en el pequeño habitáculo cruzan unas inocentes y embarazosas miradas ya que están obligados a “restregarse cebolleta” durante el análisis. Muy íntimo y acertado dado que tienen un pequeño cadáver entre manos. Es más, en la traducción literal de la escena cuando chocan Mulder y Scully se dicen lo siguiente:
Mulder: Perdona es que llevo una linterna en el bolsillo.
Scully: Y yo que pensaba que acababa de ver satisfecha una curiosidad que tenía desde hace tiempo…

18 comentarios:

Bad Boy dijo...

Que pedazo de entrada por Dios, buenísima y encima sobre esta serie que es para mi top 5 histórico. Uno de los mejores capítulos y mas crudos pese a que hoy ya henos visto tantas cosas que nada nos sorprende. Yo la seria la seguía irregularmente durante mi infancia en los 90 aunque no por que no quisiera seguirla siempre sino por que no me cuadraban muchos horarios. Con la llegada de internet a casa pude verla entera tempo después y terminar por fin un episodio que no recuerdo el motivo (Creo que una pausa y era tardisimo) no había llegado a acabar, se trataba del de X-Cops. Lo único qu eno me gusta mucho de la serie fue que muchos enemigos sobrevivían sorpresivamente al final para no regresar mas, salvo Toombs. Gigantesca serie con nefastas peliculas sobre ella :D

soytutioargail dijo...

Este capítulo me pareció chocante tanto para la época como para la serie, aunque recuerdo otro que me dio bastante grima que trataba de un circo y de uno que tenía adosado al cuerpo su hermano, rollo Desafío Total...también bastante difícil de ver para aquella época de pantalón de pana y camisa a cuadros. A parte la cancioncilla Wonderful, wonderful, creo que me traumatizó más la canción que la endogamia ;). Un placer verte por aquí como siempre Bad boy

Adolfo dijo...

Muy buena entrada. Me han dado ganas de volver a ver la serie, pero solo los episodios de este tipo. A mí los del fumador y esos me parecían un coñazo.

soytutioargail dijo...

La verdad que los capítulos tipo "Monstruo de la semana" estaban muy currados. Siempre recordaré este de los hermanos deformes y el del circo, el cual surgía una especie de Gremlin del costillar del actor ese famosete (y que se murió),Vincent Schiavelli. Menos mal que tenemos a Iker Jimenez para quitar el vacío que nos dejó Expediente X en temas paranormales ;). Un saludo Adolfo!

Bad Boy dijo...

Hablando de Iker y de casos X te daré un dato curioso a la par que inútil XD. En la película platillos volantes, de Ocsar Aibar, podemos ver al bueno de Iker como extra en una conferencia sobre ovnis donde van los protas.

soytutioargail dijo...

Vaya!! Desconocía tanto la película como el cameo. He buscado la foto del momento pero no he tenido suerte, indagaré más en el tema y a ver si de rebote también encuentro a Carmen Porter ;). Un saludo.

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

soytutioargail dijo...

Si quieres te puedo enlazar hacia mis web - os respeto mucho. Gracias por el Spam.

bib fortuna dijo...

Muy buen post y muy buen blog. A mí también me impactó este episodio. Encontré esta web ayer a las tantas de la madrugada buscando precisamente este episodio y, solamente viendo la imagen de fondo de la web, ¡me picó el bicho!. Un detalle muy bueno es la música que escuchan en el coche cuando van a por el sheriff...
Lo dicho, muy buen trabajo. Me pasaré a diario por aquí!

Edu Wallace dijo...

Muchas gracias bib fortuna, Las madrugadas tienen eso, que siempre encuentras lo raro y extraño como puede ser este blog ;). Para ser aquellos años que no estábamos muy liberados, realmente mucha gente compartió el impacto de este capítulo. Yo sin ir más lejos, me quedé un poco jodidillo al acabarlo de ver; y tal y como dices la cancioncilla es elemental para que te quedes aún más impactado. Un saludo bib y te espero a menudo por estos lares!!!

maria jose dijo...

lo mismo, lo mismo que dices!!. Recuerdo perfectamente ese capítulo, a día de hoy, me sigo acordando!! y de su "inocente" musiquilla!!. Me alegro haber encontrado todo lo que has escrito!!. Aún hay algún capítulo mas que me marcó de esta serie, era tremenda a veces!!, qué bueno Expediente X!!

Edu Wallace dijo...

Hola Maria José! Fue un capítulo inolvidable y me cogió tan desprevenido que a día de hoy es el único que recuerdo con detalle. Supongo que por lo mal que lo pasé. La musiquilla hace el capítulo más macabro y más característico.

Seguro que hay más episodios de Expediente X de este calibre, a ver si hago memoria y expongo alguno. Un saludo y gracias por tu visita ;) !!

buxu dijo...

Ahora que estoy revisando Expediente X, y esta entrada fue de las mejores que he visto sobre la sería, enohrabuena

Edu Wallace dijo...

Muchas gracias Buxu. Te he enlazado a la derecha del blog para que hagamos comunidad. Un abrazo!

Unknown dijo...

Hola! Hace poco vi por primera vez el capítulo en Netflix y hay algo que no me cuadra... Por qué al nacer el bebé, los hermanos van a deshacerse de él estando aun vivo, si se supone que el propósito es de agrandar a la familia, ¿no? Lo lógico era haberlo criado hasta que muriera o creciera como los otros... Me encantaría escuchar (leer) tu opinión. Gracias!

Edu Wallace dijo...

Hola! Pues es una buena pregunta y como hace mucho tiempo que vi el capítulo, cualquier conjetura que ofrezca puede ser errónea pero lo intentaré ;).
Primero me situaré. Se supone que en la casa de los hermanos Peacock sólo residen ellos ya que en el accidente de tráfico, el padre muere y la madre también muere, aunque quedara malherida y tal y que cual. Entonces, el hecho de que haya un bebé en la familia implica que hay una mujer entre ellos y este detalle el pueblo no lo debe saber. Y al descubrirse el bebé con las mismas deformaciones que los Peacock, el pueblo y los detectives piensan que tienen una mujer secuestrada.
A raíz de lo anterior, en mi opinión diría que matan al bebé por miedo a que llame la atención del pueblo y del sheriff ya que se descubriría que la madre aún está viva (y en una situación lamentable) y que además se practica la endogamia que por cierto, es delito. Y el hecho de que la madre esté en esa situación y el tema de la endogamia implica la separación de la familia por las autoridades que para ellos es lo más importante.

Otra teoría rápida es que la familia no se imaginaba que el bebé iba a nacer con aquellas deformaciones tan graves y/o que ya pronosticaban que el bebé no iba a durar ni dos telediarios.


Pero ya digo que son conjeturas del momento, no lo tengo claro. ¿Qué opinas?
Un saludo y gracias por el debate ;)

Javier Ostiz dijo...

jo jo jo jo qué grande, en aquella época yo rondaba los 13 o 14 años no recuerdo exactamente, pero lo que si recuerdo es que solía ver expediente x todas las semanas a las 10 de la noche. El caso es que la serie me gustaba pero tampoco me volvía loco pero ese jodido capítulo lo recuerdo perfectamente, joder, como que de todo el cine, series y televisión que he visto es el rato donde peor recuerdo tengo del cague que pase con los hermanos peackoc. Joder, gracias gracias gracias, ahora mismo veo el capítulo de nuevo, aproximadamente 20 años después!!!

Edu Wallace dijo...

Qué bueno Javier, la verdad es que ese capítulo nos cogió vírgenes de maldad y por sorpresa. Yo debería tener dos años más que tú y estuve una semana jodido por el capítulo y aún pasando tantos años se me quedó grabado a fuego.

Esa cancioncilla, ese incesto, esa paliza al sheriff con la sangre alcanzando a la mujer escondida debajo de la cama. Todo demasiado retorcido para nuestras moldeables mentes. Mítico capítulo.

Gracias Javier por pasarte por aquí!