lunes, 18 de agosto de 2014

Double Team (1997)

Sinopsis:

Jack Quinn (Van Damme) es un agente antiterrorista que abandona su retiro familiar para atrapar a un importante traficante de armas llamado Stavros (Mickey Rourke) pero la operación fracasa quedando Jack Quinn malherido. Jack es dado por muerto por el gobierno y en contra de su voluntad es enviado a una especie de isla donde residen aquellos agentes que han fallado en sus misiones. Su papel en la colonia se centra en asesorar al gobierno para prevenir y detectar futuros atentados, sin embargo en una de estas investigaciones descubre que Stavros ha secuestrado a su esposa.
Jack se las ingeniará para escapar de la Colonia e intentará recuperar a su esposa con la ayuda de un vendedor de armas de poca monta llamado Yazz (Dennis Rodman).



Película:

La mayoría de pelis de acción son valoradas y juzgadas bajo el mismo prisma que una película de Aronofsky y ese proceso nos puede llevar a un erróneo veredicto. Quizá me encuentre bastante sensible con este tema después de ver lo bien que se han tratado “boñigoides” como el remake de Robocop y lo mal que se juzgó en su momento a una de las películas más infravaloradas de la historia (quizá la más) como lo es Waterworld; pero obviando mi verborrea barata, hoy hablaremos de una de Van Damme, la gran Double Team que para nada es tan mala como la pintan nuestras páginas "favoritas" de cine.

Double Team es una espectacular película de acción de tollina viva poseedora de un ritmo trepidante y de logradas escenas de acción, que aunque puedan ser (que lo son) inverosímiles e hilarantes, aportan al espectador un entretenimiento sin límites.



Aun así Double Team posee sus defectos y sus virtudes pero no deja de ser una frenética película de acción con cierto punto colorista protagonizada por un Van Damme en su peor momento de salud (iba y venía de una clínica de desintoxicación), y por un Mickey Rourke que pasó de ser un sex symbol gracias al film nueve semanas y media (1986) a transformarse en una muñeca pepona gracias a sus baratas operaciones de estética realizadas por el mismísimo Dr. Nick Riviera de los Simpsons. Por último y formando este ecléctico elenco, tenemos al excéntrico y “hecho polvo” ex jugador de los Chicago Bulls; Dennis Rodman, que mostrará en pantalla el factor cómico del film, completando el reparto de esta curiosa buddy movie.



Gracias a Rodman, Double Team ganó tres premios Razzies, a Peor nueva estrella, peor actor de reparto y peor pareja en pantalla con Van Damme. Personalmente uno se parte el pecho con los diálogos que mantienen los protagonistas y el carácter socarrón de Rodman no está de más, pero esta impresión intrínseca supongo que se ve influenciada por el buen doblaje que acarrea el film. Debo acatar que Dennis Rodman en la VO no ofrezca síntomas de llegar a niveles interpretativos de De Niro o Al Pacino pero no es un problema para el film ni mucho menos. Hasta Roger Ebert, el fallecido crítico por antonomasia dijo que Dennis Rodman estuvo espléndido haciendo de Dennis Rodman en el film. Guasón.


No faltan los chistes sobre baloncesto de Rodman en el film; por ejemplo que nunca falla el segundo tiro o que una buena defensa gana el partido o que odia entrenar pero donde la referencia es para miccionar y no echar gota es en aquella genial escena cuando nuestros protagonistas saltan desde un avión; y en vez de paracaídas se introducen dentro de una pelota de baloncesto gigante para amortiguar el violento aterrizaje. Al llegar al suelo Rodman le dice a Van Damme que está más loco que su peluquero. Como vemos tal y como insinuaba Roger Ebert; Rodman aunque interpretara al personaje Yazz en la película, era Dennis Rodman


Otro tema curioso y del que se comenta a menudo por estos lares pero sin maldad, es el mítico “product emplacement” o la inserción de publicidad sin venir a cuento. Alguno dirá, amigo Argail, es que las marcas comerciales aparecen en la mayoría de films y es cierto; pero en Double Team la cosa va más allá. En el clímax de la película nuestros protagonistas salen indemnes de una fuerte explosión gracias a una bien hallada máquina expendedora de refrescos Coca-Cola que emplean como parapeto. La escena acaba con varias máquinas de coca cola volando por los aires y con una lluvia dorada de latas. Fantástico.



Double Team no se olvida de los abductores de Van Damme y nos muestra una gran secuencia donde el belga entrena duro para poder recuperarse de sus heridas y así escapar de la isla. Aparte de su necesaria apertura de piernas, también vemos como levanta una bañera a pulso y como aguanta la respiración bajo el agua usando como cronómetro un cigarrillo encendido. También destacar el proceso de escape de Van Damme usando una lata de coca-cola (bien a la vista la marca), su huella dactilar arrancada, un lápiz y una goma de borrar de aquellas imposibles que también borraban tinta. Todo esto a lo "Macgyver". Sería sacrilegio irme sin espetar aquella escena en la que Rodman tiene como contacto en Roma a unos monjes que están muy agradecidos con el jugador por proporcionarles un ordenador de 50 GB de RAM. Sin embargo, a veces la tecnología les es hostil y se les cuela pornografía cada dos por tres.



Introduce Captcha
Por último destacar el original combate final en el anfiteatro entre Rourke y Van Damme con minas colocadas por toda la plaza y un tigre de bengala antropófago. Esta espectacular pelea (como en las anteriores) se ve manchada por el excesivo uso de dobles dando el toque negativo al film. Además como añadido, Rourke, era boxeador lo que facilitaba a que cada vez que tuviera que dar un puntapié apareciera el especialista de turno. Y aunque éste mostraba una impoluta musculatura en el film escondía un cascado estado físico que mejoraría nueve años después (en relación a su edad) en el film El Luchador (2008) de Aronofsky
No me puedo creer que haya empezado y finalizado el escrito mezclando Van Damme y Darren Aronofsky. Es la magia del cine…(?)



Siempre refiriéndome a la filmografía menos conocida de Van Damme (las del medio), personalmente Double Team es una de las mejores películas del belga, superior (sin desmerecerlas) a En el Ojo del Huracán del mismo director y Blanco humano de John Woo.
Supongo que Double Team hubiera sido más valorada si hubiera pertenecido a otra década ya que a finales de los 90 ya se empezaban a ver las películas con papel y boli y no con palomitas y Seven up como debería haber sido siempre. En conclusión, si queréis una peli para no pensar o de post resaca; Double Team es la elección ideal.

Van Damme y Mickey Rourke en declive y Dennis Rodman, un tío feliz. Ficha técnica:



Fueron unos años difíciles para Van Damme y Mickey Rourke, y parecerá mentira pero en aquella época, de nuestro triunvirato principal quizás el que estaba más centrado era Dennis Rodman y sólo de pensar en eso me estremezco. Escuché hace poco que había ido de fiesta con Pau Gasol.
A finales de los 90 Van Damme estaba pasando por una mala época gracias al alcohol, cocaína, un divorcio y su ego; y justamente ese mismo año del estreno de Double Team sucedió su famoso altercado con Steven Seagal en la casa de Stallone. Tal y como explicó Stallone por muy ebrio que fuera Van Damme si hubieran llegado a las manos, Seagal hubiera recibido tal tollina que aún estaría buscando su coleta.



Double Team se vio empañada por el declive de sus protagonistas, especialmente por el belga. Se dijo que iba drogado al set de grabación y ebrio a lo bestia para paliar su triste divorcio; y en muchas ocasiones se ausentaba del rodaje sin motivo. También el estilo “JackieChaniano” del director Tsui Hark no fue lo idóneo para los cansados músculos del belga. Y aquí es donde reside lo molesto del film (el guión me importa bien poco) porque aunque las escenas de acción son brillantes, el uso horrible y excesivo de dobles tanto para Van Damme como para Rourke, hacen que el film pierda fuelle y credibilidad. Aparte la aparición de los especialistas no sólo se centra en las secuencias de acción sino en escenas de andar por casa.



Tranquilamente, yo podría ser ese.
Si en la portada de la película en vez de Van Damme hubieran indicado el nombre de su doble, Todd Senofonte, me hubiera parecido lo más apropiado.
Existe un vídeo inédito del comportamiento de Van Damme en el set de rodaje y gracias a mis fuentes ya lo tengo en mi poder. A continuación, en exclusiva: 



Es más y con razón, cuando se le pregunta al doble de Van Damme cual fue la escena más peligrosa que ha rodado siempre afirma que fue una persecución con un tigre en esta película. Esa escena se tardó cuatro días en filmarla y afirmó el especialista que nunca había corrido tan rápido en toda su trayectoria profesional.
Por casualidades de la vida existen muchas similitudes entre este trío actoral; por ejemplo Van Damme y Rodman han visitado clínicas de desintoxicación y Rourke y Van Damme han tirado por el retrete papeles que les podrían haber elevado a cotas insospechadas de éxito como por ejemplo la película Speed protagonizada por Keanu Reeves y que Van Damme rechazó por aparecer en Street Fighter o Rourke que repelió papeles en joyas como Platoon o Top Gun.



Si su ex compañero de los Chicago Bulls, Michael Jordan protagonizó Space Jam (1996) quién impide al entrenador de baloncesto de Corea del Norte y ex de Carmen Electra, Dennis Rodman, a participar en Double Team. Y es que al director de Double Team, Tsui Hark le hicieron el lío con la inclusión de Dennis Rodman en el film ya que no aparecía en la primera versión del libreto original y con este nuevo elemento los guionistas Paul Mones (guionista de la fallida The Quest) y Don Jakoby (Vampiros de John Carpenter) procedieron a realizar unos drásticos cambios en el guión con el fin de orientarlo más a una vertiente más colorida para el lucimiento de Rodman; eliminando cualquier atisbo oriental. Tal y como comentó Van Damme en una entrevista, la película le parecía una mezcla entre un cómic y un programa de la MTV. 



Su director Tsui Hark, aclamado en Hong Kong y considerado como uno de los maestros del cine asiático, ayudó económicamente a su colega, John Woo (Cara Cara, 1997) cuando aún estaban en Hong Kong y al ver que éste más o menos triunfaba en el país yanki; Tsui Hark decidió tirarse a la aventura de Hollywood. El hombre duró sólo dos películas. Cuando observó que Double Team (1997) y En el ojo del Huracán (1998) de 30 y 35 millones de presupuesto sólo recaudaban 11 millones aproximadamente cada una;Tsui Hark se fue por patas a Hong Kong literalmente, a recordar tiempos mejores cuando lo petaba con su saga Érase una vez China con Jet Li. Más tarde John Woo también siguió los pasos de su colega y huyó a Hong Kong.



Double Team goza de buenas coreografías que favorecen aquellos combates hilarantes y pasados de rosca, que resultan tan espectaculares. Los coreógrafos culpables de estas escenas son un tal Charles Picerni, veterano stuntman que combatió con Bruce Lee en cuatro films y muy valorado en estas lides por coordinar golpes en Jungla de Cristal 2, Arma Letal 2 y 3, Demolition Man…y más reliquias. También ayudando en esta materia tenemos al gran Sammo Hung, recordado por ser el chino obeso que repartía tortas en la “buddy serie” (y rara) Martial Law y que confesó que muchas de las frases de Martial Law las espetó fonéticamente ya que no dominaba ni papa del inglés. Y por último también aportó sus conocimientos en artes marciales un tal Xin Xin Xiong que se pluriemplea en el film dándonos un combate espectacular contra Van Damme sosteniendo con su dedo pulgar del pie una especie de navaja que hará las delicias para los freaks de las action movies. En ese combate a Xin Xin Xiong se le fue la mano accidentalmente con tal mala desdicha que le endiñó tal golpe a Van Damme que le tuvieron que aplicar cuatro puntos de sutura en el labio superior.



Curiosidades:

Aparece el actor Paul Freeman, recordado por ser aquel ladrón de tesoros que le choriza el busto de oro a Indiana Jones en el arca perdida.


Dennis Rodman cambia en cinco ocasiones de color de pelo durante todo el film, al cual más variado.

Fue el debut del jugador Dennis Rodman para la gran pantalla ya que anteriormente hizo algún cameo sin acreditar en series como Los Vigilantes de la playa.

Jackie Chan hizo una visita sorpresa al set ya que era muy colega del director Tsui Hark y echó una mano a Rodman en las escenas de lucha.

Otro detalle hiperfrikazo y porque es un tema que me atrae bastante, es que en Double Team se usó por primera vez este tipo de arma, el subfusil P90 nacido como Van Damme, en Bélgica. Amando la paz y el Call of Duty.



El combate final entre Quinn (Van Damme) y Stavros (Rourke) se insinúa que se produce en el Coliseo de Roma y aunque el espectador intuya que el recinto se parece más a la plaza de Las Ventas, en realidad corresponde al anfiteatro romano de Arenas de Arlés que aunque sea muy romano está ubicado en el sur de Francia.

Double Team se estrenó en los países de habla hispana como La Colonia, en referencia al período que permanece el personaje de Van Damme encerrado en aquella especie de isla.



Con Double Team (1997), Van Damme había trabajado por tercera vez con un director de Hong Kong (Tsui Hark). Primero fue con John Woo (Blanco Humano, 1993) y después con Ringo Lam (Al límite del Riesgo, 1996)

Cuando están en la colonia todos los agentes retirados presencian un atentado que según ellos sucede en Barcelona (qué casualidad) pero en la pantalla se lee Marseilles vídeo.



El body count (muertes en pantalla) es de 31. Siempre es un dato importante.

Hay una escena en la que un coche hace explosión mientras Mickey Rourke se aleja lentamente a lo muy ochentero. Se ve que Rourke en ese instante estaba a tan sólo 13 metros del coche lo que levantó los aplausos de los mirones y espectadores que se acercaron al rodaje.


En el supuesto Coliseo donde se iba a iniciar el último combate entre Rourke, Van Damme y un tigre de bengala; uno de los tres tigres para el rodaje escapó por el anfiteatro durante horas atraído por los gatos de la zona. Finalmente con una tabla de madera y un pollo crudo pudieron devolverlo a su jaula.


El tiroteo que se realiza en una plaza atiborrada de turistas está rodada en la Plaza Navona de Roma. Los de producción las pasaron canutas para filmar en dicha plaza ya que aparte de estar la embajada de Brasil también residían las oficinas de un importante magistrado antimafia Giussepe Ayala. Pensad que cinco años antes un juez compañero de Ayala ya había volado por los aires por orden de la mafia, Giovanni Falcone.

Un abrazo amigos.

miércoles, 16 de julio de 2014

Detrás de la máscara: El ascenso de Leslie Vernon (2006)


Sinopsis:

Leslie Mancuso (Nathan Baesel) es un joven aspirante a asesino en serie que prepara con ilusión su prueba final: asesinar a un grupo de jóvenes en una cabaña abandonada. Para tal magna obra, Leslie acepta ser filmado por unos jóvenes periodistas encabezados por Taylor Gentry (Angela Goethals). A través de la cámara Leslie nos informará del modus operandi a seguir y nos aclarará que no sólo se trata de asesinar al prójimo sino que detrás de la máscara existe una filosofía muy arraigada entre los reputados “serial killer”.


Tutelado por un asesino en serie jubilado (Scott Wilson), Leslie se dispone a planificar todo el proceso: modifica su apellido por el de alguna leyenda, la elección de una máscara, la ubicación de la cabaña, escoger a una virgen protagonista, etc. Leslie lo tiene todo preparado pero descubre con entusiasmo que tiene un perseguidor, su antiguo terapeuta el Dr. Halloran (Robert Englund), que intentará evitar la masacre.


De mayor quiero ser asesino en serie:

Hay personas que dedican su vida a la taxidermia, o a ser campanólogo o a formarse como tornero fresador; Leslie Vernon estudia para ser… asesino en serie. Antes de comenzar, permitirme el lujo de aportar que aunque esto sea un film de ficción, en Estados Unidos y liderando el ranking; en los últimos 100 años se han registrado oficialmente 2.088 asesinos en serie seguido de Italia con tan sólo 100. 

Original película de bajo presupuesto filmada a modo de falso documental (o found footage que queda más chic) que homenajea a aquella estirpe slasher que tanto nos cautivó en las décadas de los 70 y 80. En la película nos aclaran que los amigos Jason Voorhees, Chucky, Freddy Krueger y Michael Myers nunca han formado parte del celuloide sino que han estado entre nosotros cometiendo crímenes a su antojo.


Toda vocación sociópata es favorable a la imitación y por tal motivo aparece este personaje, Leslie Vernon, un joven aprendiz de serial killer, fascinado con las atrocidades de sus antecesores y un estudioso en materia slasher. Leslie nos humanizará el contexto del lugar del crimen y nos aclarará cualquier elemento que creíamos sobrenatural en el comportamiento de estos maestros del cuchillo. Gracias a esta sabiduría “slasher”, Leslie Vernon nos dará cátedra de cómo, cuándo y el porqué se debe acechar a la presa según su entorno. Todo el mundo sabe que asesinar no es cosa de un rato, tiene su aquel.

Nuestro protagonista Leslie no estará solo ya que posee la inestimable ayuda de Eugene, un asesino en serie jubilado e interpretado por Scott Wilson (Hershel de la serie Walking Dead); y además contará con un antagonista de lujo, el gran Robert Englund que interpreta el rol de fiel perseguidor y de antiguo psicólogo de Leslie. Este papel de Englund ofrece un pequeño homenaje al terapeuta que trataba a Michael Myers en la clásica Halloween (1978) interpretado por el actor Donald Pleasence .


La cinta mezcla el documental con la sátira, sin ser abusiva y sin caer en la típica idiota broma visual. Además cuenta con un convincente surrealismo que nos embaucará de tal manera que veremos que ser un asesino en serie puede ser una profesión muy digna. Sin duda las buenas interpretaciones de los chavales, sobretodo la de Nathan Baesel como Leslie Vernon, ha despertado una legión de fans que no dudaría en apoyar a Leslie Vernon como el nuevo “resucitador” de este subgénero.


Su director Scott Glosserman que filmó la cinta en 24 días y que poco más ha hecho por nosotros, explicaba que cuando le pasaron el guión se estuvo partiendo el pecho durante toda la lectura ya que el libreto inicial declinaba más a la comedia de lo que se muestra en pantalla. Por ejemplo, tenían escrita una escena en la que el protagonista invitaba a Jason, Freddy Krueger y a Myers a jugar al póquer. Vestidos de calle charlarían en plena timba de cómo empezaron a asesinar y comentarían entre risas cómo Leslie Vernon no dejaba de enviarles demostraciones para obtener su beneplácito.
La película tuvo un estreno muy limitado en los cines yanquis pero donde se llenó de gloria fue en los festivales de cine y de terror que entre aplausos y premios la elevaron a imprescindible. Entre los diversos premios que ganó estaba el galardón Carnet jove – Mención especial del Festival Internacional de Sitges.


Aunque la idea es realmente original, hay constancia de una película belga que emplea este mismo estilo documental sobre las peripecias de un asesino en serie mientras es filmado por unos reporteros. El título de este film es Ocurrió cerca de casa (1992) y posee un tono más crudo, oscuro y serio que Detrás de la Máscara que cuenta con más ritmo, más entretenimiento y más gracia si cabe.


El nacimiento de la máscara del film nace del encargado de los efectos visuales, un tal E. Larry Day, que se inspiró en un libro de fetos para dar forma a la careta; aunque indirectamente, tanto por el color como por el aspecto recuerda mucho a una cabeza de tortuga. Animal que tiene como mascota nuestro protagonista.


Lástima que en el tercer acto del film vemos un cambio de registro que deriva a una película de terror al uso. Vamos… que en su última media hora el falso documental se transforma en un minifilm slasher de terror convencional bastante malo y sin ritmo; cambiando la cámara doméstica por la de toda la vida y con menos gancho que la guadaña de mano de nuestro asesino. En conclusión, original y divertido film que flojea en el metraje final sin ser preocupante.

Leslie Vernon y su manual slasher:


No daré mucho la brasa pero a grandes rasgos; Slasher es aquel subgénero de terror donde suceden una serie de asesinatos de gran violencia visual perpetrados por una figura (casi sobrenatural) denominada comúnmente (vamos, de toda la vida) como Boogeyman (hombre del saco). Normalmente, este asesino/a se cubre con una máscara y ha padecido en su niñez una experiencia traumática que le acarreará un estado de desprecio por la vida. En este caso nuestro protagonista, Leslie Mancuso cambia su apellido por el de Leslie Vernon, que según cuenta la leyenda, Leslie Vernon, fue un niño esclavizado a arar la tierra y que poseído por el diablo decidió asesinar a sus padres con su guadaña de mano. Más tarde este niño fue arrojado por una catarata por los coléricos ciudadanos de la zona. Este acto recuerda al origen del personaje de Freddy Krueger que fue apaleado y quemado vivo por una turba de padres cabreados.


Las víctimas de estos ciudadanos ejemplares suelen ser jóvenes que buscan la lejanía de sus progenitores (cabañas, campamentos…) para poder cometer sus fechorías: actos sexuales prematrimoniales, consumir drogas a tutiplén y darle al “alcojol”. Dada la condición voyeur del asesino y el deseo sexual que muestran sus objetivos, una característica elemental del serial killer es la elección de un arma blanca como instrumento letal. El arma blanca posee una implicación fálica (ya sabéis de entrada y de salida) que quizás una arma de fuego no reflejaría tanta connotación sexual. Por eso nuestro protagonista, Leslie Vernon, se pertrecha con algo largo y duro como una hoz (o guadaña de mano) simbolizando la virilidad del asesino que intenta mancillar a la virgen de turno.

Otro elemento crucial es la denominada Final girl, figura femenina que planta cara a nuestro perturbado. Normalmente este personaje viste “monjilmente”, es de gran intelecto, presiente el peligro y no es escuchada por el resto de asistentes, no practica sexo, no consume drogas y normalmente es virgen (en esta época sería improbable ya que ni en la ESO encontraríamos un personaje con tales características). En Detrás de la máscara, Leslie Vernon nos muestra las pautas a seguir para la localización de una virgen en la puerta de un instituto. La tenencia de himen permite a cualquier fémina ser candidata a final girl.

Los únicos pennes que ha visto son macarrones.
Leslie Vernon prepara la cabaña para que se produzcan aquellas situaciones que tanto hemos visto: manipular los fusibles para despertar el caos y obligarlos a bajar al sótano, arrancar las bujías de los coches para que no puedan escapar y sabotear cualquier tipo de arma (hachas, palas…). También nos comenta que nunca un serial killer puede aniquilar a nadie si la víctima se encuentra dentro de un armario ya que este habitáculo simboliza un útero y dentro de él, aún todos somos inocentes.


¿Por qué siempre recae la superviviente en una figura femenina? Para que el espectador perciba inseguridad debido a la menor agresividad y fuerza física de la chica comparada con el monstruoso asesino de turno que con no mucho esfuerzo ya habrá matado a unos cuantos jóvenes atléticos del equipo de Lacrosse de alguna universidad.
Otro elemento importante es el plano subjetivo de la cámara para transmitir emoción al espectador, ya sea sintiendo su respiración o escuchando sus sonidos guturales. Un ejemplo extremo sería el film Maniac donde todo ocurre a través de los ojos del psycho killer en cuestión.

Hay una simbología curiosa sobre si los asesinatos son postcoitales o durante los prolegómenos del acto sexual pero este es otro tema. Otra característica muy slasher es la abundante filmación de secuelas (ej. Viernes 13 tiene 12 partes); por este motivo y como buena slasher ya se ha barajado la filmación de una continuación titulada Detrás de la Máscara: La rebelión de Leslie Vernon. Repetiría el mismo reparto contando con el abanderado de lujo, Robert Englund, pero la financiación de esta secuela se basa en el crowdfunding por Facebook y la cosa puede ir un poco más lenta. Si el público lo desea por unos 750 $ (pagas tú) puedes ofrecer tus servicios como figurante en esta secuela y estarás ayudando a que se filme. Es más, todo es tan precario que el DVD/Bluray del film se vende por encargo (si no fallan mis fuentes). ¿Qué fuentes…?

Cuando mires para otro lado, ya no estaré.
Curiosidades:

Aparecen un par de cameos de leyendas del cine fantástico y de terror como la pequeña y fallecida, Zelda Rubinstein (Poltergeist). Detrás de la Máscara fue su última película y el director llegó a confesar que ni sabía si estaba viva. Y también aparece Kane Hodder que fue aquel armario empotrado que interpretó más de una vez a Jason Voorhees (Viernes 13) y que se muestra en pantalla como aquel señor que no quiere ser entrevistado en Elm Street.



Se ha hecho una figura del psycho killer en cuestión por DeConte Coleccionables, he aquí.


La protagonista, Angela Goethels, apareció con 10 años en Solo en Casa como la pesada hermana del personaje de Macaulay Culkin.


El personaje de Robert Englund se llama Doc Halloran en homenaje al personaje Dick Hallorann que fue aquel hombre de raza negra de la película El Resplandor (1980).


La canción que suena en los créditos finales mientras el personaje Leslie Vernon se… es del grupo Talking Heads, titulada Psycho Killer, idónea para este film. Es graciosa, la canción.

Cuando Leslie Vernon va a la casa de Eugene a tomar unas “gordas”, se puede observar el mítico cubo de Hellraiser.



En la puerta del instituto, cuando Leslie dilucida que tipo de víctimas son las más idóneas para su trabajo, se observa a tres niñas saltando a la comba en homenaje al señor Freddy Krueger.


Aunque no se confirma en el film, el asesino en serie jubilado interpretado por Scott Wilson (Hershel de Walking Dead) podría corresponder al serial killer de la película Navidades Negras (1974), considerada como una de las primeras slashers. La cinta trata sobre un asesino de chicas de una hermandad durante la Navidad, pero lo bueno es que el actor que ponía la voz en las amenazantes llamadas telefónicas de esta peli se llama Nick Mancuso igual que el apellido que tiene el protagonista de Detrás de la Máscara, que se hace nombrar Leslie Mancuso.



En realidad el personaje principal se llama Leslie Mancuso y no Leslie Vernon, pero lo cachondo es que el apellido Mancuso (aparte de la curiosidad anterior) es el mismo apellido que el del productor Frank Mancuso Jr, famoso por producir las secuelas (de la 2 a la 8) de la saga Viernes 13.

Al principio del film cuando la periodista nos habla de los pueblos donde actuaron los serial killers; se puede observar un cartel que indica Red Rabbit en homenaje a la caja de cerillas que encuentra el Dr. Loomis en la película Halloween (1978).


Cuando Leslie Vernon se pone mono para la intervención asesina se puede observar unos cubos formando la palabra “redrum” en alusión a la película “El Resplandor”, aunque cueste de ver gracias a la “enorme” calidad de la foto.


Las tortugas de nuestro protagonista se llaman Church en referencia al gato de la peli Cementerio Viviente (1989) y Zowie, en mención al perro de la cinta Cementerio Viviente 2 (1992).

A disfrutar del verano.