sábado, 17 de septiembre de 2016

La serie de dibujos de Chuck Norris: Karate Kommandos




Chuck Norris es un personaje prolífico y hasta llegó a crear su propio arte marcial, el Chun Kuk Do. Sin embargo, en uno de mis viajes alucinógenos por Youtube me topé con esta octava maravilla del mundo y que desconocía profundamente. Disfruten.


Si sois humanos y tenéis sentimientos, el vídeo os habrá puesto la piel como escarpias. Escuchar la Cabalgata de las Valkirias de Wagner mientras el dibujo animado de Chuck reparte tollinas es un regalo para nuestras córneas. Si os fijáis en el minuto 0:50 lucha contra un cocodrilo y lo envía dentro de un armario con sus propias manos. Es más, al final del vídeo Chuck hurta la moto de unos jovenzuelos y les alerta que es una emergencia y les recalca que es Chuck  Norris. El pronunciar su nombre ya es un motivo de peso para poseer cualquier objeto o persona. Los jóvenes al verse "robados" resoplan un: estos americanos… Genial.


Chuck Norris Karate Kommandos es una serie de animación que apareció en pleno 1986 y que seguía la estela de esas series “malrollistas” donde sus héroes, al final de cada capítulo, se reían como si tuvieran problemas de salud. Por supuesto, esas carcajadas las empezaba y las acababa Chuck y cualquier variación del orden de los factores alteraba el resultado a muerte. 
La serie sólo duró cinco episodios y su duración era de 20 minutos más o menos. La primera emisión tuvo lugar el 15 de septiembre y acabó el 19 del mismo mes demostrando que fue todo un éxito… ¿?


El argumento de los episodios se basaba en la existencia de un comando de héroes (Karate Kommandos) liderado por Chuck Norris que combatía contra unos terroristas llamados Vulture (Buitre) y que eran capitaneados, por un tal The Claw (la garra). Este The Claw, que portaba una garra por brazo, en uno de los capítulos se observa como uno de sus sirvientes se dedica a limar su ortopedia. Sublime.


La serie fue producida por Ruby-Spears y emitida por un canal de la Cartoon Network, llamado Adult Swim. Gracias a esta productora y con un dibujo similar a Karate Kommandos, se produjeron series tan míticas como Rambo y Mr. T. Karate Kommandos nunca llegó a emitirse en España (si no erro) y el material que hay por la red está en su versión original y si rebuscas más, en latino.


Cada capítulo se iniciaba desde el gimnasio personal del verdadero Chuck y con su verborrea nos introducía en la trama del episodio. Y si se hacía corta su presencia, no había problema, porque también Chuck aparecía en la conclusión ofreciéndonos un sabio consejo para matar a nuestro oponente y saber donde esconder el cuerpo. Bueno… no era así, sino que nos asesoraba para ser buenas y útiles personas. Me causa bastante admiración el ver como nuestro protagonista después de darle “la de cristo” a un saco o realizar unas abdominales mortales, aún contaba con fuerzas para deleitarnos con sus consejos sin exhalar.


Deberían volver esas camisetas
La serie abarcaba un tono “Filmation” bastante potente y tanto la realización del dibujo como la indumentaria (ese cabello al viento de Chuck), despertaban un aire a He-Man que tiraba para atrás. Además, He-Man también concluía con el dichoso consejo final para ser un ciudadano ejemplar. Es más, un tal Alan Oppenheimer, doblaba al presidente de USA en la serie de Chuck Norris y repetía trabajo de doblador en la serie de animación de Masters del Universo.
Aquí tenéis sus mandamientos en perfecto inglés.


La parte técnica se ve bastante lamentable y la animación fue realizada por una empresa surcoreana llamada Hanho Heung-Up. Y no era extraño que en la década de los 80 se contratasen empresas surcoreanas para realizar la animación. Sin ir más lejos, Los Simpsons no estrenaron su capítulo previsto gracias al nefasto resultado que realizó una empresa surcoreana.  
En materia artística, el personaje principal era doblado por el mismísimo Chuck Norris y alguna de las voces adicionales fue perpetrada por James Avery, el desaparecido tío Phill del Príncipe de Bel-air. La serie fue dirigida por Charles A. Nichols y por John Kimball que en mi opinión “freak” no eran moco de pavo. Les debemos capítulos de series nostálgicas como Rambo, Popeye e hijo, Chip y Chop, Los Autos Locos, Pato Donald entre otros.



En 2011 (sólo 25 años después) se lanzó la serie en DVD a través del formato Hanna-Barbera Classics Collection y sólo es posible adquirirla a través de la Warner y Amazon de USA.



También aparece en el meollo, el creador de míticos personajes de Marvel, Jack Kirby que participó en la serie Karate Kommandos como consultor y fue el creador de uno de los personajes. Además Chuck y Jack Kirby tenían una muy buena relación y no fue una sorpresa que se editara un cómic con el sello de Marvel.


Personajes:


En el grupo heroico aparecen: Tabe, campeón de sumo y adicto a las calorías; Reed, aprendiz de Chuck y hombre afeminado; Pepper, la mujer de los artilugios y la que suele conducir; Kimo, el samurái y Too-Much, el clásico niño asiático y tocapelotas que vimos reflejado en Indiana Jones y el templo Maldito. Liderando la maldad tenemos a The Claw, el hombre con pinza metálica por brazo; y a su mano derecha, el llamado Super Ninja. También aparece la atractiva Angel Face pero intuyo que le hicieron el vacío en materia de merchandising y quedó relegada a ser torturada por unos delfines en el primer capítulo. Como podéis ver aunque Chuck Norris sea muy conservador, la multiculturalidad se hace patente en la serie.


Merchandising:

Sólo se emitieron cinco episodios pero el marketing fue de órdago. Star Comics que era una especie de ramificación o “subcontrata” de Marvel publicó cuatro cómics de la serie con Steve Ditko como dibujante. Steve Ditko es el co-creador de Spiderman y del Dr. Extraño junto a Stan Lee y que dibujara a Chuck Norris, me hace cavilar que lo hizo bajo amenaza de patada giratoria.



La empresa Productos Kenner sacó a la venta una colección de figuras articulables que realizaban unos movimientos de orinar y no echar gota. Se realizaron tres versiones distintas de la figura de Chuck Norris y su tamaño era el doble de un Gijoe. Actualmente los precios de sus muñecos dentro de sus blísters alcanzan precios poco razonables (el amigo Chuck, 136 $).  
Vean su curiosa campaña publicitaria.





Hasta sacaron a la venta un impresionante vehículo denominado Karate Corvette y también un kit de accesorios con shurikens y cinturones de kimono muy molones. Se plantearon futuros proyectos como poner a la venta motocicletas y un helicóptero de combate pero todo quedó en agua de borrajas. Este contratiempo no evitó que también se editara un librito con páginas para colorear destinado a los más pequeños y una baraja de naipes.




Aquí tenéis el primer episodio en inglés de esta serie épica que el destino y la distribución nos negó. Ojito con los delfines teledirigidos. Un abrazo y un disparo de Uzi.


Chuck Norris Karate Kommandos - Deadly Dolphin from KitanoX42 on Vimeo.


viernes, 5 de agosto de 2016

Las mejores actrices de las series de los 80 y 90 (Top 7)


Y llegamos al final. Hemos sucumbido a 22 actrices de intachable virtud en las entregas del 22 al 16 y del 15 al 8 y ahora toca finalizar con este inesperado Top 7.


Dicha lista es totalmente subjetiva y las posiciones adjudicadas en este ranking sólo reflejan mis experiencias personales con tales diosas de la belleza y de la profesionalidad. Y mis experiencias personales se basan estrictamente en lo que puede dar de sí mi insoluble imaginación. Se procede a dicho top para no dilatar:

7. Vanessa Angel de una Chica Explosiva (1994-1998). Vanessa Madeline Angel es una actriz y modelo que recordamos con fervor de la entrañable película Vaya par de idiotas (1996). Sin embargo, la serie Una chica explosiva, sacó a relucir uno de esos sueños pueriles que siempre imaginamos. Y no es más que crear una mujer perfecta a través de nuestro ordenador. Y entre bytes nació Vanessa Angel, como un ángel que atacó a nuestra testosterona desde los canales 1, 2 y Antena 3. Como curiosidad, fue la primera opción para interpretar a Xena pero a causa de una enfermedad la sustituyó la posición 20 de esta lista, Lucy Lawlees.







6. Jennifer Aniston de Friends (1994-2004). Aquí puede haber trifulca. Poco que decir. La vimos impresionante y muy bien tratada por el tiempo en la comedia Somos los Miller (2013) donde interpretaba a una stripper de manera muy estimulante. Pero fue en Friends donde nos inoculó todo su potencial. El personaje de Rachel Green nos ilusionó a creer que podríamos conseguir una mujer dulce, atractiva y divertida como ella pero todo se truncó cuando apareció Brad Pitt. ¿Qué tiene ese que no tenga yo? Muchos se preguntarían en su momento. Vamos, seguro…











5. Courteney Cox de Friends (1994-2004). Y sigue la trifulca. Tengo que afirmar, que si en plena actualidad, me exigieran un flirteo entre Jennifer Aniston y Courteney Cox (risas), iría de cabeza a intentar tal proeza con Jennifer Aniston. Sin embargo, en su época, me hubiera tirado de cabeza a por la morena Courteney Cox obsequiando de regalo una severa paliza a Chandler. Su personaje de Monica Geller era perfecto, apasionada, maniática del orden y con un dominio de la cocina incontestable. Todo ese poderoso carácter creaba un compendio de amor y sensualidad que cubría mis necesidades amatorias. En su filmografía la encontramos en la saga Scream y en una de mis películas fetiche, Masters del Universo (1987).












4. Alyssa Milano de Embrujadas (1998-2006). Quién no se acuerda de aquella niña de la película de Commando (1985), que obligó a Schwarzenegger a partir cuellos a diestro y siniestro. Alyssa Milano nos embrujó con su belleza de ascendencia italiana y nos tuvo pegados al sillón sin necesidad de polvos. De polvos mágicos. No tuvo una buena relación con su compañera de serie, Shannen Doherty, que acabó con la salida de ésta. Sin embargo, actualmente las dos brujas han enterrado sus escobas de guerra. Siempre recordaremos a Alyssa como la diosa de aquel aquelarre televisivo.









3. Fran Drescher de la Niñera (1993-1999). Aquí comienza el pódium. Fran Drescher comenzó su andadura en la película Fiebre del sábado noche (1977) pero en la sitcom de los 90, La Niñera, es donde la recordamos con estupor. En mi caso, el canal autonómico se encargó de edulcorar mi adolescencia con esta actriz que interpretaba a la seductora, rebelde y con rostro de hacerte un 8 con un plumero, Fran Fine. Su personaje de niñera sexy, avivó más la llama del más estirado. Merecedora de esta 3ª posición. Te queremos Drescher.













2. Pamela Anderson de los Vigilantes de la Playa (1991-2001). Poco que decir y mucho que ver. Fue la vigilante más explosiva de los Vigilantes de la Playa y un verdadero icono sexual de los 90. No añadir a Pamela Anderson en los primeros puestos de esta lista hubiera sido más que un error, un suicidio heterosexual. Esta canadiense, luchadora por los derechos de los animales no pudo evitar que más de uno se pusiera “burrote” al ver esos rescates acuáticos en perfecto slow motion. También soñamos con ella cuando la vimos aparecer en la “entrañable” película Barb Wire (1996) y en aquella serie de culto VIP. Material exquisito a recuperar.

Su cuerpo marcó tendencia y originó un estereotipo, que para bien o para mal, nos acompañó toda la década de los 90. Ya sabéis, rubia, ojos azules y un gran busto. NOTA: El único caso de la lista donde encontrar imágenes con ropa ha sido ardua tarea.













Y aquí llega el 1 de esta lista donde se ha intentado fusionar belleza y nostalgia. Y según el número de Mg almacenados en mis diversos discos duros, es para…

1. Nikki Cox de Infelices para siempre (1995-1999). Muchos/as se preguntarán quién leches es. Empecemos por el principio. Infelices para siempre fue otra sitcom emitida por la segunda cadena (la 2) a partir del 1998 y que fue tachada de una escondida copia de la serie Matrimonio con Hijos donde una de sus actrices de reparto ha aparecido en esta lista (Christina Applegate). El argumento se basaba en que el padre de familia hablaba con su alter ego encarnado por un conejo de peluche gris y que se aposentaba en un sofá de un sótano. ¿Os va sonando? Pues uno de sus personajes fue la encantadora Tiffany Malloy interpretada por la exuberante Nikki Cox. Hace poco la cacé en la serie Entre fantasmas excesivamente “recauchatada” y por eso, aprovecharemos la excusa y la situaremos en los 90.



Nikki Cox era lo más parecido a Afrodita, diosa de la belleza. Mi diosa de la belleza. Poseía un rostro de ensueño y un cuerpo que quitaba hábitos, religiosos o no. No ayudaba mucho su personaje provocativo, inteligente y manipulador. Sin duda, con ella la década de los 90 tenía sentido y la 2 también. Me despido con ella y que paséis felices vacaciones.