martes, 21 de junio de 2011

Spartacus - Sangre y Arena



Perdido, así me encontré cuando se acabó Lost. No sabía si iba a encontrar alguna otra serie que me volviera a fascinar e impactar como hizo la obra de JJ Abrams.


Intenté poner remedio a tal mal, visioné los episodios piloto de la serie Fringe (ang català, TV3) y A dos metros bajo tierra (Dexter hace de gayer) y ya les perdí la pista. House, Dexter y Walking dead paliaron mi melancolía pero yo necesitaba más.

Me refugié en el humor con un par de episodios de Big Bang Theory pero seguía con mi vacío existencial  y de pronto, encontré de soslayo, "Spartacus", con el capítulo 5 de la primera temporada por el canal Cuatro; empezó todo.

A partir de ese día, me fundí en dos semanas la primera temporada de Spartacus y aquello fue un no parar.


La serie trata de Espartaco, la sobada historia de este esclavo que "compró" su libertad y  que en su ascenso desafió Roma, pasando por el "oficio" de Gladiador donde sobrevivió a cruentas batallas en los escenarios más emblemáticos.
Se puede decir que la serie, en estado fílmico, es una mezcla entre Gladiator, es evidente, y el film 300; todo gracias a la similitud del vestuario y al buen uso del croma.




La escenas de las batallas son puras sangrías y los desmembramientos gratuitos son un aspecto donde a lo largo de los episodios lo interpretas como algo familiar.


Es una serie cruel, sexo explícito, miembros masculinos al viento, mujeres con escasos trapos, sangre y extremidades sueltas por doquier, sodomía, cruenta esclavitud y lo que más me preocupa es que cuenta con historia bien construida y atractiva. 


Ha finalizado la primera temporada, interpretada por el desconocido Andy Whitfield y ahora  se emite una segunda temporada por el canal Starz de USA. Pero se han visto obligados a realizar una precuela de la primera temporada ya que por desgracia el actor que encarna a nuestro protagonista Espartaco le ha sido diagnosticado un cáncer. Años más tarde fallecería tomando el relevo de su rol, el desconocido actor Liam McIntyre.



En el reparto, entre tanto desconocido, podemos rescatar a tres actores fetiche como la gran Lucy Lawless, nuestra Xena, princesa guerrera que interpreta a Lucrecia en Spartacus.  

 

Jonh Hannah, que interpretaba al hermano de Rachel Weisz en la gran aventura " La momia". En la serie interpreta al gran Battiato.




Peter Mensah, el gran "Doctore" en Spartacus y os preguntaréis y quién es este? Sí, es al primero que tiran al agujero en la película 300.




2 comentarios:

J.L. dijo...

Ràpida recerca per Internet sobre el sexe i antiga Roma:

http://www.imperioromano.com/156/la-sexualidad-en-roma.html

Plinio "Sólo el hombre le causa dolor el primer coito, como presagio de la vida, desde su comienzo, conlleva dolor"
http://www.historiacocina.com/especiales/articulos/sexualidadmedicaroma.htm

JULIO CÉSAR (100 a.C.- 44 a.C). Se acostó con muchas mujeres de sus amigos... y enemigos. Fue amante pasivo de reyes e intimó con Cleopatra. Conocido como "marido de todas las mujeres y mujer de todos los maridos"

EN DEFINITIVA, QUE ELS ROMANS NO EREN PAS UNS PURITANS I QUE LA SÈRIE FA BÉ DE MOSTRAR-HO. NOMÉS PER AIXÒ LA SÈRIE JA VAL LA PENA.

soytutioargail dijo...

Que bó, a Roma estava mal vist donar un petó a la boca a la teva dona però sí que era molt digne sodomitzar al teu esclau en presència d'altres persones.

Em sorprén els drets i la bona organització de la prostitució a Roma i del mal que va fer el cristianisme al "libertinaje".