miércoles, 14 de octubre de 2015

¿El tema principal de los Cazafantasmas fue un plagio en si mayor?


Buscando información de los Cazafantasmas me quedé perplejo al hallar una noticia de plagio sobre el tema principal de Ray Parker Jr,- Ghostbusters. No creo que haya canción más sagrada, más pegadiza y más tatareada que el “Who ya gonna call? Ghostbusters!.

La cuestión es que tal suceso no puede obviarse, ya que la década de los 80 debe estar en los altares de lo fantástico en todos los sentidos y para explicar este intrincado tema se necesitan más de un par de orejas.

En 1984, Columbia Pictures, la productora de los Cazafantasmas, anhelaba un temazo central para la película pero primeramente no contactaron con el afroamericano Ray Parker Jr sino con el grupo Huey Lewis and the News. Este grupo californiano, cinematográficamente hablando, cogió notoriedad por el tema central The Power of Love que se incluyó en la BSO de Regreso al Futuro (1985). The Power of Love llegó a estar nominada para los Óscars como mejor canción original tal y como sucedió un año antes con el tema de Ghostbusters de Ray Parker Jr. Esta casualidad fue cachonda pero más sorprendente y genial es el video de The Power of Love. 

Huey Lewis and the News - The Power of Love 1985 [HD Official Video] from Rock 80's on Vimeo.

Volviendo al tema en ciernes, Columbia contacta con el grupo Huey Lewis and the News para que componga el tema principal de los Cazafantasmas (1984) y a la productora le fascina un tema de éstos llamado “I want a new drug”. Columbia desea otro tema parecido para la cinta. Sin embargo, Huey Lewis and the News se echa para atrás y el grupo abandona la banda sonora de la película.

Entonces Columbia se ve en pelotas y rápidamente contrata a Ray Parker Jr, un cantante amante del soul y del R&B. Le muestran al cantante el montaje provisional de la película y le enseñan la canción “I want a new drug” de Huey Lewis and the News a modo de inspiración, de ejemplo a seguir para el cantante. Según cuenta Ray Parker, la inspiración para el nuevo hit era nula gracias al corto plazo de entrega y a la misma película, ya que dado su argumento dificultaba la composición de alguna letra adecuada para el tema principal. Sin embargo, pasadas unas horas el cantante vio un anuncio del televenta por televisión y recordó que la película contenía una escena similar. Y de este científico hecho surgió el pegadizo Who ya gonna call? a modo de spot publicitario.



El resto es historia. Columbia quedó fascinada con la canción y consiguió ser la número uno del top 100 durante tres semanas. También recibió una nominación al Óscar pero finalmente recayó sobre la genial canción de Stevie Wonder, I just called to say i love you de la peli La Mujer de Rojo (1984). Y lo más importante, la canción de Ray Parker Jr - Ghostbusters engrosó las arcas de la película recaudando unos 20 millones de dólares más.

Pasado un tiempo, el grupo Huey Lewis and the News al escuchar el gran éxito de Ghostbusters quedó un poco extrañado, algo les sonaba sospechoso. Al volverla a escuchar descubrieron que la canción de Ghostbusters tenía ciertas similitudes con el riff central y el bajo de su canción “I want a new drug”. Efectivamente, aquella canción que Columbia mostró a Ray Parker a modo de ejemplo. No tardó el grupo Huey Lewis and the News en demandar a Columbia y a Ray Parker Jr por plagio.

Todo se resolvió sin llegar a los tribunales y de forma amistosa. En 1995, (diez años más tarde), los cantantes deciden oficializar un acuerdo pacífico a través de un comunicado de prensa donde se pacta no revelar ningún detalle de la resolución sin el consenso de las dos partes. ¿Qué os parece? ¿Hay plagio?


Soy consciente que hay que afinar bastante el oído para intuir el plagio ya que hay instrumentos con más fuerza que solapan la base de la canción de “I want a new drug” que es la culpable de todo el follón. Se podría discernir que la base del tema “I want a new drug” es el riff principal de la canción de Ray Parker Jr y este detalle se percibe con más claridad en el minuto 3:00 donde la mayoría de instrumentos callan y sólo escuchamos la polémica base. Aparte de esta base, obviamente el ritmo de las canciones son similares aunque personalmente no vea un indicio de plagio tan exagerado como para alcanzar efectos punibles. Pero esto es mi opinión. Mi saturado oído.  

También supongo que no debe ser idóneo para un cantante el hecho de someterle a una exagerada celeridad para sacar una canción adelante y peor aún, añadiéndole temas de referencia para su inspiración, porque con la suma de estos requisitos el inconsciente puede jugar malas pasadas. ¿Quién ha podido recordar una canción escuchando otra al mismo tiempo? Tarea hercúlea.

Por una parte justifico a Ray Parker Jr, pero por otra no puedo entender como un cantante de su nivel haya podido emplear notas similares de la canción de Huey Lewis and the News cuando dos años antes realizó un tema titulado “The other woman” también con un riff pegadizo y además muy “Ghostbusteriano”. Si uno escucha este tema la verdad que Ray Parker Jr era ideal para el trabajo y quizá con el tiempo suficiente otro gallo hubiera cantado.



Más follón

En el 2001 (seis años después de hacer público el acuerdo), Huey Lewis se saltó a la torera el acuerdo de confidencialidad y en el programa Behind the music del canal por cable VH1 comentó que no culpaba a Ray Parker Jr por el plagio sino a la industria que demostró que si quieren algo sin estar a la venta, lo comprarán igualmente. Huey Lewis se quejó de que la productora empleara métodos poco ortodoxos para llevar a cabo su compra ya que Huey Lewis desveló que se alcanzó el acuerdo amistoso gracias a la compra forzosa de la canción, obviamente ya plagiada de antemano. También afirmó que aceptó realizar el tema central de la película Regreso al Futuro por el miedo a padecer la misma situación que con los Cazafantasmas. Cualquiera se iba a negar ahora a no vender su canción a la poderosa industria cinematográfica.

Ray Parker Jr escuchó estas declaraciones y perdió el oremus. Afirmaba que los comentarios vertidos por Huey Lewis eran denigrantes y que le habían ocasionado una angustia emocional. Cuidado con el término angustia emocional. Al día siguiente Ray Parker Jr interpuso una demanda a Huey Lewis por haber violado el acuerdo de confidencialidad de una canción de una película estrenada ¡hace 17 años¡. ¿Y no prescriben estos temas? Obviamente el resultado de esta última demanda parece no haber salido a la luz ya que viendo los antecedentes…  a ver quién tiene “huevamenes” de hablar primero sobre el asunto.

Para más inri, en el 2013 Ray Parker Jr demandó a EMI y Sony/ATV Music porque hacía más de una década que no cobraba los derechos de autor de la canción (Royalties). En su momento se pactó que el afroamericano obtendría el 75 % de los ingresos brutos producidos por la canción y el cantante reclama a las compañías más de 100.000 dólares acumulados. Que es poco.

Como podéis observar, el tema principal de la fantástica Cazafantasmas (1984) no sólo quedó en una maravillosa canción sino en una lucha de intereses y de plagios que parece durar lo mismo que una película de Cecil B. DeMille (Los diez Mandamientos). Sin duda, como espectador este embrollo queda resumido a simple curiosidad y es expuesto a modo de ejercicio auditivo ya que todas las canciones adjuntadas tienen un rollo ochentero muy majo.

Por último escuchad este remix donde se han incluido el tema de Ray Parker Jr y el tema de Huey Lewis and the News “I want a new drug”  uno encima del otro. Sorprendente. Un abrazo.